Miércoles, 29 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Carrusel de trofeos en Cantalpino
X
CICLO TAURINO DE LAS FIESTAS PATRONALES

Carrusel de trofeos en Cantalpino

Actualizado 17/08/2017
Hipólito Almaraz

El Capea, Damián Castaño, Alejandro Marcos y Rubén Blázquez cuajaron un festejo interesante, desigual y con una presidencia más que generosa

Los taurinos cantalpineses disfrutaron este miércoles de un festival que vino a apuntalar la tradición de este pueblo a favor de la fiesta de los toros. Los aficionados asistieron a una buena tarde con tres toreros consolidados y una joven promesa.

Carrusel de trofeos en Cantalpino | Imagen 1El Capea, Damián Castaño, Alejandro Marcos y Rubén Blázquez cuajaron un festejo interesante, desigual y con una presidencia más que generosa, especialmente benevolente, a la hora de otorgar los trofeos, un tema quizás a analizar para que Cantalpino sea también sinónimo de calidad y rigor en el mundo del toro.

Capea

Primer novillo herrado con el número 6. Después de dos pares de banderillas lo recibe el Capea con una tanda de rodillas, una serie con la derecha para pasar a torear al natural. Pinchazo en todo lo alto dos orejas. Se le aplaudió al novillo en el arrastre. Y rabo.

Castaño

El segundo novillo, herrado con el número 4, guarismo 5 de nombre Mondino, lo recibe Damián Castaño con una larga cambiada. Le brinda el novillo al torero local Isidoro de Prado. Una buena faena de Castaño por el pitón derecho. Pinchazo y estocada en muy buen sitio que hizo rodar al novillo. Sufrió una aparatosa cogida sin consecuencias. El torero recibió dos orejas y rabo; aplausos en el arrastre del de Valdeguareña.

Marcos

Tercer novillo de la misma ganadería, número 8, para Alejandro Marcos. Cuaja una muy buena faena es la antesala de torear en la feria Salamanca después de una extraordinaria estocada que hace rodar al novillo. Cosechó dos orejas y rabo, vuelta al ruedo al de Valdeguareña.

Blázquez

El cuarto novillo, herrado con el número 5, le corresponde a Rubén Blázquez, que compagina esta dura profesión con la de camarero. Mala suerte a la hora de matar. Logró dos orejas.

Hipólito Almaraz González

Comentarios...