Martes, 16 de abril de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Dotado con 752 millones un plan estratégico para personas con discapacidad
X
entre 2016-2020

Dotado con 752 millones un plan estratégico para personas con discapacidad

Actualizado 09/02/2017
Redacción

Beneficiará a las casi 169.000 personas de Castilla y León y a sus familiares con 195 medidas

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad 2016-2020, uno de los principales compromisos de legislatura en esta materia anunciado por el presidente Herrera en su programa de gobierno. El plan se enfoca en un modelo de atención centrado en la persona desde una perspectiva integral, continua y permanente durante toda la vida, sin olvidar su entorno familiar, social y comunitario. Beneficiará a 169.000 personas con discapacidad, a sus familias y a las entidades, para lo cual contará con un presupuesto de casi 752 millones de euros y 195 medidas organizadas en torno a once ejes estratégicos.

El Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad 2016-2020 supone un nuevo hito en la atención a las personas con discapacidad en Castilla y León, al pasar de un modelo asistencial a un modelo en clave de derechos basado en las necesidades de cada persona y en su proyecto de vida, todo ello desde una perspectiva de atención integral, a lo largo de todo su ciclo vital y desde un enfoque que tiene en cuenta, no sólo a la propia persona con discapacidad, sino al resto de agentes con los que interactúa en el entorno social próximo. En este sentido, se trata de un Plan Estratégico que va a beneficiar a las casi 169.000 personas con discapacidad que viven en Castilla y León, a sus familiares y a las entidades que les apoyan y les atienden, para lo que va a contar con una dotación presupuestaria de casi 752 millones de euros para el periodo fijado.

El Gobierno autonómico, mediante este plan, responde a su compromiso con las personas con discapacidad, su aprobación supone dar cumplimiento a un compromiso de legislatura y surge del trabajo de los profesionales de la Administración y de las entidades del Tercer Sector, tras un intenso proceso de participación que culminó con el consenso con las entidades del sector de la discapacidad integradas en el CERMI.

Se estructura en dos grandes categorías: la que se ocupa de la persona con discapacidad y la que se ocupa de su entorno social y desarrolla 195 medidas organizadas en once ejes estratégicos. Cuenta con cuatro herramientas fundamentales: el proyecto de vida integrado, los itinerarios vitales, la apuesta por el empleo y el asistente personal.

Cuatro herramientas claves para un nuevo modelo de atención

El Plan Estratégico va a dar un nuevo impulso a la calidad de vida de las personas con discapacidad y a sus familiares ofreciendo una vida con mayor autonomía e integración y más activa y participativa. Para ello, el Plan cuenta con cuatro herramientas esenciales: el proyecto de vida, el itinerario vital, la apuesta por el empleo y la asistencia personal.

Proyecto de vida integrado. La primera herramienta clave del Plan Estratégico es el 'proyecto de vida integrado', como elemento de partida y principal en la atención y apoyo a las personas. Tiene en cuenta el contexto, las necesidades y preferencias personales de las personas con discapacidad a lo largo de su ciclo vital y posibilitará que la persona tome sus propias decisiones, contando con los apoyos oportunos orientados a la calidad de vida y a la participación comunitaria.

Itinerario vital. La segunda herramienta clave es el 'itinerario vital', como instrumento flexible que garantiza la continuidad de la atención. Se establecen itinerarios para la educación inclusiva, para la formación y el empleo, para la autonomía en el hogar y para la participación comunitaria. Y, como novedad, itinerario para el envejecimiento activo, que por vez primera aborda una planificación regional el envejecimiento de las personas con discapacidad.

Apuesta por el empleo. Es la tercera de las herramientas e impregna todo el Plan. Es el elemento fundamental que sustenta el modelo de atención pactado con CERMI y como mejor forma de promover la vida independiente y la integración social de las personas con discapacidad. Y ello en consonancia con el Plan Autonómico de Inserción Sociolaboral 2016-2020 que incluye medidas para que la persona con discapacidad pase a formar parte del mercado laboral con los derechos y deberes que conlleva. Dentro de esta apuesta por el empleo puede destacarse como objetivo prioritario la transformación de las actividades de los centros de día de servicios sociales en actividades de formación e inserción laboral, orientando en esta misma dirección las políticas activas de empleo y la formación ocupacional. También destacan actuaciones como la potenciación del papel de las organizaciones de la discapacidad como generadoras de empleo o la aparición del gestor de contexto para el desarrollo de líneas de negocio adaptadas a las capacidades de las personas con mayores dificultades de empleabilidad.

Asistente personal. La cuarta de las herramientas es la del asistente personal, como figura clave para la integración social y también como herramienta para la empleabilidad de las personas con discapacidad.

Estructura del Plan Estratégico

El Plan se estructura en torno a dos categorías de actuación que están interrelacionadas: la persona y su familia y el entorno social.

Primera categoría: la persona y su familia

En la primera categoría del Plan el objeto de atención es la persona, junto con su familia, en el contexto de su red natural y entorno próximo y en el que se incluyen las actuaciones de las administraciones públicas, en colaboración con las organizaciones sociales, dirigidas a apoyar los proyectos de vida de las personas con discapacidad y sus familias. Todo esto se hace en el marco de seis itinerarios vitales que se configuran como ejes estratégicos: atención a la población infantil de 0 a 6 años, hacia una educación inclusiva, hacia el empleo, hacia una autonomía en el hogar, hacia una participación comunitaria y hacia un envejecimiento activo.

1.- Atención a la población infantil de 0 a 6 años. En este eje se impulsan medidas para reforzar la atención infantil y favorecer el desarrollo general de los menores con discapacidad a través de un modelo de coordinación entre los sistemas públicos de protección social y las organizaciones del tercer sector.

En este contexto, se incrementarán las actuaciones de seguimiento y coordinación de los equipos de atención temprana con los servicios de salud y con las escuelas infantiles de niños atendidos en atención temprana. Se incrementará el intercambio de información con Educación para planificar con anticipación los apoyos necesarios en el entorno escolar al iniciar a los tres años la escolarización.

Se concretan también aquí la ampliación del abanico de modalidades de atención que se ofertan a las familias en función de las necesidades y preferencias, con posibilidad de intervención en el domicilio, en la escuela infantil o en otros contextos, al margen del lugar de residencia y contando con los equipos itinerantes de las entidades colaboradoras en el medio rural.

2.- Itinerario para una educación inclusiva, que establece los mecanismos necesarios para garantizar una transición adecuada entre las distintas enseñanzas y niveles educativos para que las personas puedan desarrollar todo su potencial. Entre las acciones que se prevén destacan las medidas de coordinación que aseguren una respuesta educativa de la calidad a lo largo de su vida dirigida a promover el empleo o actuaciones contra la violencia de género entre las personas con discapacidad, las escuelas de padres, la reducción del abandono escolar o la utilización del servicio de asistencia personal, entre otras.

3.- Itinerario para la formación y el empleo, que se configura como uno de los ejes fundamentales del Plan ya que desarrolla acciones enfocadas a que la persona con discapacidad pueda trabajar. Entre sus actuaciones destacan la continuidad de la atención entre el sistema educativo y el de servicios sociales que garantice la integración social y laboral, la apuesta por los Itinerarios de formación y empleo en el ámbito de los centros de día y con el apoyo del servicio de asistencia personal, y potenciar el papel de las organizaciones de la discapacidad como generadoras de empleo. Junto a esto, se refuerza el programa de itinerarios personalizados de inserción socio laboral con dos iniciativas cofinanciadas por el Fondo Social Europeo: subvenciones para la financiación de apoyos para la vida independiente de personas que participen en el programa de itinerarios, como pueden ser el servicio de asistencia personal o gastos de vivienda, y subvenciones para la cualificación y el empleo de las personas con discapacidad en el ámbito de la asistencia personal.

4.- El Itinerario para la autonomía en el hogar es otro de los ejes prioritarios ya que se basa en actuaciones para garantizar que la persona con discapacidad pueda vivir de acuerdo con sus deseos y decidir cómo, dónde y con quien quiere vivir. Incluye actuaciones que van a incrementar los apoyos que se prestan a través de servicios de promoción de la autonomía personal; del servicio de la asistencia personal; de viviendas tuteladas, supervisadas o de distintas tipologías que se adapten a las diferentes capacidades de las persona, o los centros multiservicios con servicios de proximidad.

5.- Itinerario para la participación comunitaria. Se va a facilitar la participación de las personas con discapacidad en las actividades y la vida de la comunidad con actuaciones que abordan la participación de los menores con discapacidad en programas de conciliación durante las vacaciones escolares, la implantación de procesos de atención integrados socio-sanitarios y el desarrollo de programas sanitarios especiales y preferentes dirigidos a personas con discapacidad, y potenciar el deporte y la discapacidad y la prevención de desigualdad y violencia de género entre mujeres con discapacidad. Tendrá especial relevancia favorecer el acceso a la cultura y el ocio con la colaboración de otras consejería y de CERMI.

6.- Itinerario para el envejecimiento activo. Por primera vez se aborda de forma organizada en una planificación regional el envejecimiento de las personas con discapacidad. Se contemplan actuaciones dirigidas a promover el envejecimiento activo entre las personas con discapacidad a través de programas de apoyo a las personas mayores con hijos con discapacidad, o la realización de viajes el Club de los 60.

Segunda categoría: el entorno social

En la segunda categoría del Plan el objeto de atención es el entorno social, que incluye otros cinco ejes estratégicos con actuaciones dirigidas a mejorar o crear las condiciones de los entornos educativos, laborales, sanitarios, sociales, de ocio o tiempo libre, con el fin de que faciliten la igualdad efectiva de oportunidades, promovidas por las administraciones públicas desde la colaboración público-privada.

7.- Medidas de sensibilización e información. Entre las medidas de este eje se encontrarán el incremento de actividades de sensibilización e información dirigidas a la transformación cultural del conjunto de la sociedad en clave de igualdad de oportunidades y no discriminación de las personas con discapacidad; fomento de la formación en una sociedad inclusiva; lucha contra los estereotipos, los prejuicios y las prácticas discriminatorias; el fomento de la igualdad de las personas con discapacidad en los medios de comunicación social, o el fomento de campañas de sensibilización sobre diversidad funcional para avanzar en una sociedad inclusiva.

8.- Medidas de accesibilidad universal. El octavo eje tiene una especial importancia ya que establece medidas de accesibilidad universal y uso de bienes y servicios a las personas con discapacidad, recogiendo el Plan Autonómico de Accesibilidad de Castilla y León, un Plan elaborado con la participación de las distintas consejerías y el CERMI, en el marco de la Sección de Accesibilidad y Supresión de Barreras del Consejo de Servicios Sociales.

Este Plan Autonómico de Accesibilidad se articula en torno a ámbitos como legislación, normativa y planificación territorial, sensibilización y formación y establece medidas para los espacios públicos, la edificación, el transporte público, el acceso a la cultura, al turismo y al deporte, así como medidas de comunicación y señalización. Entre las medidas más destacadas se encuentran la revisión y actualización de la normativa autonómica de accesibilidad y supresión de barreras, así como la inclusión en la misma de criterios y condiciones de Accesibilidad Universal y Diseño para Todos y la incorporación en los planes, programas, convenios, convocatorias de subvenciones y otras actuaciones de los requisitos y condiciones básicas de accesibilidad y actuaciones de mejora de las mismas en los espacios públicos.

9.- Medidas de dinamización en el empleo. Todas las medidas de este eje están dirigidas a promover mayores oportunidades de empleo entre las personas con discapacidad.

Entre las medidas destacan las relacionadas con el empleo público, como la reserva de plazas para personas con discapacidad con convocatorias específicas. También se incrementarán las actuaciones dirigidas a favorecer la reserva de contratación de centros especiales de empleo y la incorporación de cláusulas sociales en la contratación pública, con la reciente incorporación también de los proyectos de inserción socio-laboral y la creación de un Banco de Buenas Prácticas.

Junto a esto, actuaciones como el fomento del trabajo autónomo y la orientación para la puesta en marcha de proyectos empresariales; el apoyo y fomento de empleo protegido a través de los centros especiales de empleo, así como medidas para la incentivación a la contratación de personas con discapacidad en las empresas del mercado ordinario mediante acciones positivas y de control en materia de reserva de puestos de trabajo, medidas de tránsito de los centros especiales de empleo al mercado ordinario a través de los enclaves laborales, y también actuaciones dirigidas a fomentar el empleo en entidades locales mediante incentivos para la contratación para obras y servicios de interés general.

10.- Medidas de diálogo civil y participación. Aquí las medidas se dirigen a promover la participación de la iniciativa social en las políticas, en la gestión y provisión de prestaciones, y en la elaboración de planes, estrategias guías y protocolos.

11.- Otras medidas. El último de los ejes estratégicos del Plan incluye medidas dirigidas a aplicar el enfoque de género en las políticas socio-sanitarias, detectar la violencia y malos tratos contra las personas con discapacidad, especialmente hacia las mujeres, y a impulsar los proyectos de investigación sociosanitaria que contemplen la perspectiva de la discapacidad.

La discapacidad en Castilla y León en datos

El Plan Estratégico parte de un diagnóstico de la situación de la discapacidad en Castilla y León, que determina su diseño y las medidas que incluye.

Como principales datos de este diagnóstico se puede destacar que en Castilla y León hay 169.637 personas con discapacidad. El 48,2 % son mujeres y el 51,8 % son hombres. La mitad de las personas con discapacidad en Castilla y León tienen 65 años o más. Por edades hay 5.692 personas con discapacidad entre los 0 y los 19 años, 15.080 personas entre los 20 y los 39 años, 64.834 personas entre los 40 y los 64 años y 84.031 personas con 65 años o más.

El 57,2 % de las personas con discapacidad presentan una discapacidad física, el 15,9 % una discapacidad por enfermedad mental, el 11,5 % son personas con discapacidad intelectual, el 8,3 % presentan una discapacidad visual y el 7,2 % discapacidad auditiva.

Casi la mitad de las personas con discapacidad, el 44,4 %, viven en entornos rurales. En cuanto al empleo, su tasa de actividad, según dato del INE en el Plan, fue de 37,5 %, lo que supuso un crecimiento de tres puntos respecto al año anterior. Respecto a la educación, en el curso 2014-2015 se contabilizan 5.793 alumnos con discapacidad.

Comentarios...