, 29 de enero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
Novelty, historia viva de los cafés salmantinos
X
MÁS DE CIEN AÑOS EN LA PLAZA MAYOR

Novelty, historia viva de los cafés salmantinos

SOCIEDAD
Actualizado 14/10/2016
Redacción

En este establecimiento se fundó RNE y la UDS, lugar de referencia por le que han pasado desde Alfonso XIII a Unamuno, Martín Gaite o Torrente Ballester

Hay lugares que dejan huella. Lugares que uno hace suyos en la memoria con solo transpasar las puertas. El centenario Café Novelty de Salamanca es uno de esos lugares, testigo de primera mano de la historia de una ciudad y de una Plaza Mayor que le acoge desde que fuera inaugurado en mayo de 1905. Ilustres personajes, escritores, artistas y políticos se han mezclado a lo largo de sus más de cien años con el anonimato de los que ocupaban las mesas contiguas. El Café Novelty no solo es el más antiguo de la ciudad, sino la historia viva de los cafés salmantinos y un referente obligado como lugar de encuentro, tertulia y vida social de la Plaza Mayor.

Los primeros propietarios del Café Novelty fueron los hermanos García que lo decoraron con todo lujo de detalles (espejos de París, porcelanas de Viena, tapicerías y terciopelos de Inglaterra...), convirtiéndose en uno de los mejores cafés de la época. Con el estallido de la Guerra Civil, y hasta 1964, se vio obligado a tener otro nombre, menos inspirador sin duda, el Café Nacional. En 1970 el Café sufriría un cambio radical de imagen, de la mano del abuelo del actual propietario del Novelty. Cambiaría toda la decoración y el mobiliario, así como la música, pinturas... Y aquello volvió a despertar el interés, sobre todo de los estudiantes, para situar de nuevo al Café en el lugar que se merecía, un punto de encuentro social, cultural y político.

El Café Novelty llegó a ocupar tres veces su superficie actual, llegando a contar incluso con una glorieta de baile con claraboya de colores, en el que todas las noches tocaba una orquesta de músicos uniformados, y tras las bodas de postín se celebraba un baile rítmico y luminoso.

En sus largos cien años de vida ha sido Restaurante de lujo, Café Cantante, Botillería, Salón de Billares y muchas más cosas. Aquí se fundó en 1936 Radio Nacional de España por Dionisio Ridruejo y La Unión Deportiva Salamanca y se han escrito infinidad de artículos, reseña y novelas en las que aparece el Café Novelty. El Café Novelty sirvió banquetes a notables personajes históricos como, Alfonso XIII, y ha sido lugar de encuentro y cita de numerosos escritores, artistas, políticos y todo tipo de gentes que acuden a él movidos por su fama y hospitalidad. Unamuno, Carmen Martín Gaite y Gonzalo Torrente Ballester, cliente habitual durante los 25 años que pasó en Salamanca y cuya escultura está sentada, desde el año 2000, en un velador a tamaño natural. Una estatua en su rincón favorito de su amigo el escultor Fernando Mayoral.

En 1978 el Ayuntamiento de Salamanca, que era entonces propietario de los locales, alegando necesidad de espacio, cerró sus puertas en abril quedando clausurado en teoría para siempre. Pero tras complejas negociaciones abrió de nuevo en 1979.

Pequeños y grandes retazos de una historia que nos lleva hasta el día de hoy. El Café Novelty sigue haciendo de su hospitalidad como punto de encuentro, para disfrutar desde un delicioso café a un helado artesano, y por supuesto para sumarse a sus propuestas culturales.

Fotos: Alejandro López

Comentarios...