, 14 de julio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Rivera negociará el 'sí' a Rajoy, pero no entrará en el Ejecutivo
X
REUNIÓN CON EL PRESIDENTE EN FUNCIONES

Rivera negociará el 'sí' a Rajoy, pero no entrará en el Ejecutivo

Actualizado 18/08/2016
Redacción

A Pedro Sánchez: "Quien esté pensando en cábalas de terceras elecciones no merece ser presidente del Gobierno"

Albert Rivera ha aceptado este jueves abrir de inmediato una mesa de negociación para pactar el 'sí' a la investidura de Mariano Rajoy después de una entrevista de una hora en la que el líder del PP le dio el visto bueno a las dos precondiciones que le había puesto hace más de una semana para iniciar el diálogo: firmar un pacto anticorrupción y fijar una fecha para acudir a pedir la confianza del Congreso.

Albert Rivera ha aceptado este jueves abrir de inmediato una mesa de negociación para pactar el 'sí' a la investidura de Mariano Rajoy después de una entrevista de una hora en la que el líder del PP le dio el visto bueno a las dos precondiciones que le había puesto hace más de una semana para iniciar el diálogo: firmar un pacto anticorrupción y fijar una fecha para acudir a pedir la confianza del Congreso.

El líder de Ciudadanos, si en los próximos días llegan a un acuerdo, está dispuesto a sumar sus 32 diputados a los 137 de PP, lo que dejaría a Rajoy a solo siete votos de la mayoría absoluta y redoblaría la presión para conseguir la indispensable abstención del PSOE. Pero también volvió a insistir en que de ahí no pasará. El máximo es un acuerdo de investidura.

Es la propia figura de Rajoy y sus vínculos con la corrupción lo que le impide, recordó, aceptar los deseos del PP, que busca un pacto de legislatura e, incluso, la entrada de Ciudadanos en el Ejecutivo. "No, no vamos a entrar en el Gobierno", zanjó hoy Rivera. Ambos líderes se han comprometido a que los respectivos portavoces de sus grupos parlamentarios en el Congreso rubricarán mañana por la mañana el compromiso de que si arranca la legislatura pondrán sus votos al servicio de lograr las seis reformas anticorrupción exigidas por Rivera: supresión de los aforamientos de los políticos, limitación a dos mandatos de la Presidencia del Gobierno, reforma de la ley electoral a una más proporcional, separación de cualquier ministro y diputado que sea imputado por un caso de corrupción, fin de los indultos a los corruptos, y creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre la financiación irregular del PP.

Rivera también logró que Rajoy abandonase su ambigüedad y que esta tarde comunique a la presidenta del Congreso en qué fecha concreta se celebrará el debate de investidura, momento que apunta o a la última semana de agosto o a la primera de septiembre.

Como resultado de la aceptación de ambas precondiciones, los equipos negociadores de PP y Ciudadanos celebrarán su primera reunión mañana por la tarde para fijar los grandes áreas de negociación y la metodología. Ciudadanos espera que en poco más de una semana ambas partes puedan alcanzar un principio de acuerdo para que la formación naranja vote 'sí' a Rajoy a cambio de varias decenas de compromisos y reformas a desarrollar en la legislatura con el respaldo del Gobierno y de los 169 escaños que suman los dos partidos.

Reconversión del Senado

Rivera aún no ha hecho pública su lista de exigencias para el acuerdo, pero entre ellas estarán la supresión de las diputaciones provinciales y la reconversión del Senado, un pacto nacional por la educación, medidas para despolitizar la justicia, la rebaja o exención de cuotas para los autónomos con bajos ingresos, la recuperación de los 2.800 millones que se perdonaron a los benficiarios de la amnistía fiscal, el fin de las bonificaciones y exenciones fiscales para las grandes empresas, o el aumento del permiso de paternidad y maternidad de 16 a 26 semanas.

El líder fue especialmente duro con el secretario general del PSOE, que se reafirmó ayer en su 'no' a Rajoy, lo que provocaría el fracaso de la investidura. "Si hay un político que aún haga cábalas personales para que haya terceras elecciones que se le quite de la cabeza, porque este país se va a poner en marcha", señaló. "Hay quien pretende jugar con la paciencia de los españoles, pero ya es suficiente. No hay ningún político que esté por encima de los españoles. Quien esté pensando en terceras elecciones no se merece ser presidente", añadió.

El Norte de Castilla

Comentarios...