Jueves, 23 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
El móvil y el perro
X

El móvil y el perro

Actualizado 28/04/2015
Daniel Prieto

Desde el Día del Libro de la pasada semana hasta la Feria del próximo mes de mayo los tesoros de papel seguirán revoloteando nuestras cabezas e iremos, caseta a caseta, al encuentro de ese ejemplar que nos espera. Esta semana en la estantería de los Episo

[Img #290790]No se deben hablar ciertas cosas delante de los perros, y no se extrañen, pero los perros entienden más de lo que parece. Un joven amigo mío, que va por el tercer perro y por el quinto móvil, daba opiniones de su perro que al animalito le debían gustar muy poco. Para mi amigo, su perro era muy tranquilo, más bien perezoso, cansino, "¡no hay más que ver sus ojos tristones y sus orejas de pimiento!", decía; ningún parecido con los dos perros que le habían precedido. Y en su ignorancia no perdía la ocasión para comentárselo a cualquier individuo con el que departiera. Conversaciones a las que el perro asistía con ligeros movimientos de rabo e inaudibles quejidos, ocasión demás para un nuevo reproche de su amo: "Si espero que éste me defienda? voy arreglado. Con toda seguridad, nos atacan y se pone a llorar".

Cierto día, por Navidad, mi amigo comentaba con un conocido "la máquina" de Smartphone que le habían comprado sus padres. "Esto vale una tela, tío", le comentó el sujeto.

?Ya, pero me lo pagan mis viejos y como me lo tienen que comprar, que sea bueno?.

?Hombre, no creo que sea una obligación para ellos comprártelo ?señaló el individuo.

?Bueno, éste es el último que me regalan, pero? ¿acaso tú estarías sin móvil?

?Sí, claro, ¡y tanto! Yo no tengo.

?Pues serás el único ?le respondió mi amigo.

?Bueno, te diré la verdad: yo he tenido hasta tres móviles y los tres me desaparecieron en situaciones muy extrañas. Casi siempre de igual forma: estando yo con mi perro en el parque y en el ratito de ir a beber agua a la fuente y volver ya no estaba. Hasta que mis padres se hartaron y no me han vuelto a comprar ninguno. Ahora me doy unas panzadas a correr jugando con mi perro y ya me he olvidado.

? ¿Y nunca supiste quién te los pudo haber quitado?

?¡Nunca!

Sorprendido mi amigo, comentó en voz alta: "Igual es el mismo individuo que me los robó a mí?". Y hasta se enojó: "¡Me han desaparecido cuatro... Yo si lo atrapo, lo mato?!".

El perro que, como hemos dicho, asistía a la conversación, comenzó a sentirse inquieto?

? ¿Qué te pasa a ti?, empanao, que eres un empanao? ?le reprendió mi amigo.

El animalito agachó aún más las orejas y volvió al estado de letargo en el que las circunstancias le habían sumido. Pero en su pensamiento perruno ya sabía que no estaba solo, que a otros perros les había ocurrido lo mismo. Ahora su abstracción volaba hacia ese descuido en el que debería esconder el quinto y, por fin, último móvil. La ocasión única que le llevaría a volver a correr y a jugar con su amo.

Moraleja: El maravilloso Smarphone se inventó para acortar distancias con el mundo no para abrir distancias con tu perro. (Existe una tecla alternativa que se llama "silencio").

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...