Martes, 25 de junio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Fiesta del marrano de San Antón en La Alberca
X
Los vecinos son los que lo alimentan

Fiesta del marrano de San Antón en La Alberca

Actualizado 15/01/2015
Redacción

El animal es ofrecido por los mayordomos del santo y se pasa todo el año merodeando por las calles del pueblo

[Img #202821]

El Marrano de San Antón es una tradición antiquísima que se celebra en La Alberca como cada año el 17 de enero, festividad de San Antón Abad, (nacido en Cómo, Egipto, en el año 251). La tradición está jalonada de acontecimientos taumatúrgicos, pues la generosa labor de los monjes antonianos recogió y puso en práctica las enseñanzas del Santo. Posteriormente siguieron las actividades y las numerosas cofradías creadas bajo su advocación, con un conjunto de manifestaciones populares que giran en torno a la festividad, como es el caso de la del serrano Marrano de San Antón.

La iconografía de San Antón refleja, en la mayoría de los casos, la imagen del santo con un cerdito a sus pies. La ligazón existente entre ambos es un tanto pintoresca, ya que los hagiógrafos no nos transmiten episodios de la vida del Anacoreta relacionados directamente con dicho animal.

Sin embargo, viejas leyendas y tradiciones sí nos hablan acerca de este vínculo que, a la postre, nos conducirá al patronazgo del Santo sobre los animales.

Cuando en los siglos medievales se formó la iconografía del Santo, los imagineros pusieron a sus pies un cerdo como símbolo de las apetencias de la carne, vencidas por el austerísimo eremita.

El animal, olvidada su significación nefanda, vino a ser ya su constante y sumiso compañero, y su presencia motivó que San Antón sea tenido por Patrón de toda suerte de animales domésticos, que es costumbre bendecir en ese día de su fiesta.

Esta interpretación sobre la figura del Santo, nos lleva a la pervivencia de las más remotas tradiciones del judaísmo, que según este animal es declarado inmundo y morada de demonios, sin embargo todos los animales considerados impuros, fueron originariamente sagrados; la razón de no comerlos estaba en su divinidad.

Por las calles del pueblo

Este marrano es ofrecido por los mayordomos del Santo, y se pasa todo el año merodeando por las calles del pueblo, y son los moradores de La Alberca, quienes lo alimentan y dan agua, para después ser sorteado en el día de San Antón, siendo la recaudación donada a una organización benéfica.

Andrés Barés Calama

Comentarios...