Sábado, 15 de junio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Nuevas tecnologías, robots y drones llegan con fuerza al sector agrario
X
herramientas de trabajo en el campo

Nuevas tecnologías, robots y drones llegan con fuerza al sector agrario

Actualizado 04/01/2015
AgronewsCyL

Un estudio ha desarrollado un sistema que detecta el crecimiento de malas hierbas en cultivos extensivos mediante vehículos aéreos no tripulados

[Img #192273]

Si hasta ahora los sistemas de cultivo habían avanzado considerablemente, en las próximas décadas el cambio será radical. Una de las incorporaciones como herramienta de trabajo será la de los drones, pequeños aviones no tripulados, que ya empiezan a utilizarse en algunos lugares, junto a robots con diferentes formas y funciones, así como numerosas nuevas herramientas y tecnologías que contribuirán a desarrollar e implantar una nueva agricultura.

El robot que revolucionará la industria del vino: VineRobot verá la luz en 2016, y será un robot terrestre único en sus características, dotado con sensores "no invasivos" capaces de obtener y transmitir información sobre el estado del viñedo con precisión nunca antes conseguida. Podrá determinar con total precisión qué zonas del viñedo se deben regar, y en qué cantidades, lo que influirá en una producción de más calidad y también en un ahorro de agua... Está desarrollado por el Grupo Televitis de la Universidad de La Rioja.

Utilizan drones para diagnósticos de nitrógeno en cultivo de maíz: se utilizan drones para detectar las recomendaciones de fertilización nitrogenada. El sistema consiste en tomar imágenes aéreas, pudiendo analizarse y establecerse la metodología de recomendación de abonado).

Un robot fertiliza los campos de maíz en Estados Unidos: Rowbot es una máquina autónoma, capaz de aplicar el fertilizante justo cuando el cultivo más lo necesita, evitando de esta manera tener que utilizar tractores y reduciendo además la cantidad de producto necesario. Con el robot, también se consigue rebajar la cantidad de nitrógeno con el consiguiente beneficio para el medio ambiente.

Drones: revolución agrícola desde el aire. Investigadores de la Universidad Estatal de Míchigan (MSU) están usando su primer vehículo aéreo no tripulado para ayudar a los agricultores a maximizar los rendimientos mediante la mejora de la gestión del nitrógeno y del agua y la reducción del impacto ambiental como la lixiviación de nitratos o de las emisiones de óxido nitroso.

Diseñan un robot "alimentado" con energía solar para cultivar hortalizas: Ladybird es como se llama el robot que a través de sus cámaras analiza la humedad, realiza análisis de suelos, comprueba los nutrientes de las plantas, detecta la existencia de plagas o avisa de la presencia de malas hierbas, entre otros parámetros. Desarrollado por la Universidad de Sydney, Australia.

Desarrollan un robot para coger pimientos en invernadero: en la Universidad de Wageningen (Holanda) se ha desarrollado un robot capaz de coger en invernadero, de un modo totalmente autónomo, los pimientos que han llegado a su punto óptimo de madurez. La localización de los pimientos se lleva a cabo a través de dos cámaras que obtienen toda la información necesaria, con datos en tres dimensiones, colocándose el brazo robótico en la posición exacta para cortar el pimiento. El robot ya ha sido probado con éxito en un invernadero comercial.

Un robot agricultor para mejorar la producción de cultivos: el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina ha creado un robot con inteligencia artificial para invernaderos que busca mejorar la producción de cultivos intensivos a escala de plantas mediante la gestión eficiente de recursos y su planificación. Tiene la capacidad de "hacer mapas 3D, desplazarse, planear sus actividades y fertilizar, pero mañana podrá cortar, podar...".

Drones para vigilar las malas hierbas: un estudio internacional liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CISC) ha desarrollado un sistema que detecta el crecimiento de malas hierbas en cultivos extensivos mediante vehículos aéreos no tripulados. El sistema y su equipo generan imágenes multiespectrales de ultra alta resolución espacial que, combinadas con el uso de sensores remotos que captan en el espectro visible e infrarrojo cercano y con diferentes algoritmos de análisis de imagen, permIten diferenciar las malas hierbas de las plantas de cultivo.

Las malas hierbas presentes en los cultivos compiten por luz, espacio, agua y nutrientes con los cultivos y ello ocasiona importantes pérdidas. Una de las herramientas más utilizadas en el control de malas hierbas en la agricultura actual es la aplicación de herbicidas no sólo en los rodales en los que se distribuyen las hierbas, sino en todo el campo de cultivo. El 70% del campo no necesita tratamiento herbicida, por lo que aplicar los fitosanitarios de forma generalizada origina gastos y un impacto medioambiental innecesarios.

Fuente: Ideagro

Comentarios...