Martes, 16 de julio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Hablar
X

Hablar

Actualizado 24/12/2014
Carlos Aganzo

Después de medio siglo se rompe el silencio. Pudiera tratarse de dos personas que interrumpieron su relación familiar, de amistad, de pareja, de negocios. Es difícil definir con precisión la causa. Los factores intervinientes se enredan en justificaciones hoy difíciles de entender, en secuencias que no son transitivas, en enconos esencialistas que, dicen, tocan la fibra más profunda, El mismo origen se confunde con los posos del tiempo y, desde una visión que puede ser superficial, solo parece brillar la tozudez. Durante décadas no solo hubo mutismo, también desprecio, agresividad, incluso dolor. Una altanería que lo invadió todo y que sirvió para generar modelos antagónicos de supuesta superioridad excluyente. El uno era la negación del otro y este tenía su sentido en el ninguneo del primero.

Desde tiempo inmemorial a los grupos humanos, sean clanes, sociedades, naciones, países o estados, se les ha tratado como si fueran individuos singulares. En un esfuerzo de simplificación se dice que los países sienten o que tienen memoria. No solo se habla, en una terminología más al uso en las relaciones internacionales, y que se comprende mejor por ser más afinada, de que los países hacen la paz o que acuerdan un tratado. Es esa parte más próxima a la intimidad personal la que más me llama la atención. Cuba y Estados Unidos, han roto el adusto silencio. Las noticias y la innumerable secuela de artículos se ponen de acuerdo para titular que dos países finalmente han hablado.

Lo interesante del asunto es constatar cómo con los mismos mimbres se argumentan conclusiones diferentes. Desde quienes afirman que los Castro se han salido con la suya inflingiendo una derrota al águila imperial, que además reconoce su error a la hora de empecinarse en un porfiado bloqueo, a quienes concluyen que las insoportables condiciones de vida dentro de la isla llevaron a la más abyecta rendición imaginable. Como tantas veces me ocurre no tengo las cosas claras. Cuba es una de esos nombres propios que trasluce tal complejidad en el orden de las ideas y de los sentimientos que obnubila cualquier raciocinio y, más aún, la posibilidad de tener una opinión cerrada e inequívoca. Hoy, según las crónicas, dicen que se habla y que se inaugura un nuevo periodo en las relaciones entre los dos países. Sí sé que para cualquier relación rota por tiempo que dure llega un momento en que hablar es apropiado.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...