Miércoles, 17 de julio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
España, chiringuito de Europa
X

España, chiringuito de Europa

Actualizado 20/08/2014
José Luis Cobreros

Verano de 2014. Calor en el sur de Europa. Verano ardiente en zonas interiores y de costa, un país que intenta caminar como un animal viejo y cansado que renquea. Un pensador de barra y botellín lo llamaba caminar por el fondo; un subalterno proporcionó el verbo arrastrarse por su sonoridad y su alcance.

La pregunta ¿Hacia dónde vamos? es repetitiva en nuestra historia, ya la emitía Sancho Panza a Alonso Quijano o también Andrenio a su compañero Critilo en El criticón de Baltasar Gracián. Debemos hacérnosla en tiempos como los actuales; además del cuándo saldremos de la crisis surge la pregunta de cómo saldremos de ella, de qué forma y hacia qué modelo.

Pasados los primeros momentos cuando uno ve un espanto de entidad soberbia, pasada el primer instinto de huir, cabe preguntarse a dónde, en qué dirección escapar. Si pensamos en términos de sociedad tenemos claro que la urgencia apremia a intentar acelerar la salida de las dificultades para que la sociedad proteja a sus miembros o para que esa sociedad se proteja de sus miembros evitando explosiones sociales que catalicen descontentos. Los miembros de esa sociedad coincidirán en que la crisis no puede dilatarse, lo mismo pensarán sus dirigentes.

El siguiente paso será pensar qué modelo podrá sacar de la cueva a esa sociedad nación, o qué desfiguramiento sufrirá de las embestidas y qué cara presentará después. ¿Cuál es el modelo que tiene España para salir de esta crisis? ¿O, cuál es el tipo de sociedad que tendremos en este país cuando el nudo de la soga se afloje, no sabemos en qué grado?

La tendencia que los datos dejan caer nos permiten interpretar, en pocas palabras, que vamos a ser el chiringuito de Europa para las próximas décadas tras la crisis. No basta con interpretar noticias como la que hace unas semanas nos decía que hay39.000 profesores menos y 28.000 camareros más; o pensar dónde ponen sus dineros, sus negocios y hasta sus puestos los políticos, expolíticos o exlíderes: en el sector servicios y el los suministros económico-energéticos para estos. Alguien dirá que el turismo es una pata de este país, pero no puede ser la única, pensemos en los países que basan sus economías en el turismo de países económicamente superiores (algún país hispanoamericano por ejemplo) y coincidiremos en rechazar ese modelo. La industria, en Castilla y León poe ejemlo, es testimonial, y el sector agroganadero lleva décadas vapuleado y maltratado de modos que todos conocemos.

¿Qué trabajos habrá en España sapada la crisis? ¿Cuál será la calidad de esos trabajos, la temporalidad, la protección del trabajador,?? ¿Quién ganará al final de esta perversa partida de ajedrez que es la crisis, con intereses, excesos, defectos, etc.? Seremos los que acomodarán las vacaciones de los noreuropeos, campo de su relax, de su victoria. Las jóvenes generaciones de estas tierras deben tener un techo más alto. Y no es esta una visión pesimista retórica ni desencantada ¨Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas porque los optimistas están encantados con lo que hay¨ ? dice el pensador, mirando hacia afuera, de manera saramagana. No sé quién es este hombre, no lo conozco. Pero es interesante lo que dice. ¨ No hay viento favorable para el que no sabe dónde va, dijo Séneca que era un cordobés¨ dice su compadre sin levantar la vista del suelo del chiringuito.

Apenas hay seis personas en el local. Calor y sonido de grillos.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...