Jueves, 30 de junio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Salamanca, en la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II
X
SACERDOTES Y LAICOS PARTICIPAN EN LA CEREMONIA EN ROMA

Salamanca, en la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II

SOCIEDAD
Actualizado 27/04/2014
Antonio Matilla / Fidel Mateos

Hasta el Vaticano llegó una representación salmantina con varios sacerdotes diocesanos y familias de Comunidades Neocatecumenales

[Img #18850]

El papa Francisco ha proclamado santos a los papas Juan XXIII y Juan Pablo II en el Vaticano. Hasta allí se ha acercado una representación salmantina con algunos sacerdotes diocesanos y familias de Comunidades Neocatecumenales. Desde Roma nos envía una crónica de este día el sacerdote Antonio Matilla, colaborador de SalamancaRTV al día:

Recién llegado de la Plaza de San Pedro garrapateo unas lineas sobre este acontecimiento histórico para la Iglesia católica porque se canoniza a dos papas del siglo XX en presencia de dos papas vivos: Francisco y Benedicto, este emérito.

5 de la mañana: desayuno rápido en el Colegio español de San José. Servicialidad del Colegio que es nuestro campamento base (y el de los 70 curas jóvenes estudiantes, y el de los obispos estos días, y el de los

34 curas carrocillas que realizamos un curso de actualización de un mes). Agradable paseo por la calle Gregorio VII, cuesta abajo hasta los muros del Vaticano.

6 de la mañana: stop a la riada humana que, en nuestro sector, tarda hora y media para acceder a la Plaza de San Pero porque debemos pasar de uno en uno por el detector de metales y por el scanner de mochilas. Con algo de sorna un sacerdote pregunta durante la larga espera que cuándo se reza. Alguien le responde que en Roma no se reza cuando se quiere sino cuando se pueda o te dejen.

9 de la mañana: al fin sentados, charlando, contemplando la abigarrada y colorida diversidad de la Iglesia Católica (a nuestro lado un sacerdote y un obispo brasileños, católicos de rito oriental), toda suerte de hábitos, uniformes, banderas y matices de color, Babel globalizado de idiomas que nos entendemos a base de sonrisas, cortesía

y tolerancia. Amenaza y la luz proverbial de las mañanas romanas de primavera está oscurecida, difuminada en el cielo entre nubes tormentosas. Oración ocasional en las pausas de descanso enmarcada por un buen coro y la jaculatoria de la misericordia.

9,05: mil obispos, revestidos de blanco van ocupando sus sillas desde hace largo rato. Los mandatarios de los países, con nuestros reyes, don Juan Carlos y doña Sofía en el lugar de honor, van llegando y charlan en grupitos esperemos que de esta plaza fluya hoy, al menos, un arroyuelo de paz.

9,30: antes de que empiece la celebración me subo a una silla y busco entre la multitud a sacerdotes y fieles salmantinos que haberlos haylos. Más fácil sería hoy encotrar a Wally. Entra en la plaza el papa emérito Benedicto XVI; le vemos en pantalla saludándose afablemente con el papa Francisco.

10,00: hace su entrada en la plaza el papa Francisco saliendo de la basílica de San Pedro.

11'00: breve homilía de papa Francisco: Juan XXIII fue el papa que escuchó al Espíritu Santo; Juan Pablo II es el papa de la familia. Y durante los próximos años a ello está la Iglesia, en un camino sinodal recorrido por todos, Papa, obispos, sacerdotes, religiosos y fieles sobre la familia. Por ello os pido que recéis.

En atención a los cristianos de rito oriental, el evangelio se ha cantado sobria y dignamente en latín y magníficamente en griego. El solista, me aclara un franciscano que se sienta a mi derecha, postulador de las

causas de canonización de los franciscanos mínimos, es un chico de su pueblo, dentista por más señas.

Al papa Francisco se le nota su origen jesuítico: está concentrado en la oración pero va a lo esencial, para que nada nos distraiga de la celebración.Gran ambiente de fiesta pero también más sobrio que otras veces, se sigue notando el estilo de nuevo Papa. Un pero: la despedida de los mandatarios dura casi una hora, el Papa se despide uno a uno de todos los políticos y sus cónyuges, en primer lugar y durante un tiempo más extenso, de nuestros reyes. Mientras tanto, el pueblo espera paciente para ver pasar a Francisco en el papamovil; al pasar a nuestro lado hace un gesto con la mano como diciendo: me gustaría pararme, pero ¡anda que no me queda todavía por hacer esta mañana!

Antonio Matilla / Fidel Mateos

Comentarios...