Domingo, 16 de diciembre de 2018

El Día Mundial de la Arquitectura rinde homenaje a Alejandro de la Sota

Representantes del Colegio de Arquitectos y autoridades descubren una placa en el edificio de viviendas de 1965 de la calle Prior

[Img #446205]

La celebración del Día Mundial de la Arquitectura ha servido para rendir homenaje a Alejandro de la Sota y  poner de relieve la importancia de su trabajo con la colocación de una placa distintiva en el inmueble Edificio de Viviendas de la calle Prior 9-11, esquina con la calle Prado, que destaca por los pequeños miradores de su fachada y que es una construcción de 1965.

Ángel Herrero, presidente del Colegio de Arquitectos, así como el subdelegado del Gobierno, Javier Galán, y el delegado de la Junta, Bienvenido Mena, junto a representantes de Ayuntamiento y Diputación y vecinos del edificio, han participado en el acto de homenaje en el que se ha subrayado la importancia de la arquitectura de Alejandro de la Sota en el movimiento moderno  del siglo XX. Este edificio de viviendas de la calle Prior, esquina con la calle Prado, es un reflejo del trabajo de una persona que “dedicó su  vida a investigar en los procesos de la técnica y que fue moderno por intentar que la arquitectura fuera sincera”, ha asegurado el arquitecto Pablo Núñez en su intervención en el acto.

Con una obra escasa pero de gran valor, Alejandro de la Sota se ha presentado hoy como un arquitecto comprometido con su trabajo y este edificio en forma de L, que rodea a la esquina de las dos calles céntricas de la ciudad, es el reflejo de su relevancia en la arquitectura moderna. “La placa es la muestra de los arquitectos comprometidos”, tal y como han expresado los asistentes al homenaje en el Día Mundial de la Arquitectura.

Este inmueble ha sido seleccionado por el Registro DO.CO.MO.MO Ibérico como edificación singular de un periodo (1925-1965) de la arquitectura del Movimiento Moderno del siglo XX y fue promovido por los Almacenes Toledo. Sus pequeños miradores fueron creados para “observar las costumbres ciudadanas y ver lo que hacen los vecinos”, ha subrayado Núñez, quien ha reivindicado el apoyo de las instituciones para que tanto este inmueble singular como el que se encuentra en la calle Espoz y Mina no se pierdan. “No se valoran como se merecen y necesitan una rehabilitación rigurosa y el apoyo institucional”.