Viernes, 14 de agosto de 2020

Santo Tomás de Canterbury

Situada en la calle del Rosario, junto al Paseo de Canalejas se encuentra esta pequeña iglesia de estilo románico, de una sola nave, con planta de Cruz Latina

Fue fundada en 1175  por los arquitectos Ricardo y Randulfo, hermanos ingleses que se encontraban en Salamanca como maestros de la escuela catedralicia.

Fue la primera iglesia fuera de Inglaterra dedicada en honor de Santo Tomás Becket, arzobispo de Canterbury.

La construcción de este templo se realizó sobre casas construidas por los portugaleses asentados en esta parte de la ciudad y se prolongó durante el resto del siglo XII y los primeros años del XIII.

En su interior se conservan las primeras bóvedas apuntadas en la cabecera. En uno de sus muros destaca la tumba de don Diego Velasco, obispo de Ávila,  fundador del colegio de Santo Tomás.

El interior está muy modificado y sorprende por su absoluta ausencia de ornamentación. Los ábsides tienen bóveda de horno y los presbiterios medio cañón apuntado.

Los capiteles son mayoritariamente vegetales, menos uno, el capitel del arco triunfal, que muestra un enfrentamiento de los jinetes guerreros, musulmán y cristiano, como representación de la Reconquista.

La iglesia dio nombre al distrito de Santo Tomás Canturiense donde se instalaron los repobladores de Portugal y de Braganza.

Fuente fotografías | Salamanca en el ayer (fechas desconocidas)

Primera: Calle del Rosario desde la Iglesia de Santo Tomás.

Segunda y tercera: Ábside de Santo Tomás de Canterbury - Conde de Polentinos.

Cuarta: Calle del Rosario, a la derecha los arcos de las puertas del convento de los Basilios, de frente el convento de las Dueñas y a la izquierda el muro del convento de San Esteban. (Archivo Huebra)