Ciudad Rodrigo al día

 

Ventosa mañana que abre ‘Fumito’ con un susto a los 11 segundos de pisar la Plaza

CIUDAD RODRIGO | Durante la capea se vivieron cuatro momentos de mucho peligro

[Img #232664]Ciudad Rodrigo está viviendo la jornada final de su Carnaval del Toro 2015, que en lo meteorológico está siendo totalmente contrapuesta a los días anteriores, ya que los mirobrigenses y forasteros que aún permanecen en la ciudad se las están teniendo que ver con un intenso frío, que ha provocado una importante bajada de la sensación térmica pese a que desde primera hora de la mañana está luciendo el sol.

El cambio en la meteorología ha sido el único cambio de relevancia, ya que en el aspecto taurino continúa el buen juego de todos los astados que están protagonizando el Carnaval.

Tras una entretenida noche de Lunes –con más público que la del Domingo-, la mañana del Martes se abrió como es tradición con el Toro del Aguardiente, un ejemplar de la Ganadería de Adelaida Rodríguez, de nombre Fumito, donado por el Bar Ángel de la Plaza Mayor.

Fumito dio un susto cuando sólo llevaba 11 segundos pisando la arena de la Plaza, al enganchar a un joven de iniciales A.G. y natural de Peñafiel (Valladolid). Producto del revolcón (que se puede ver aquí, en el perfil de @gomez_delofeu, http://instagram.com/p/zMfHr_lsFP/), el joven sufrió varetazos en el costado y en el tórax, y se le salió el hombro. El joven fue trasladado con pronóstico reservado hasta el Complejo Hospitalario de Salamanca para realizarle más pruebas (entre ellas una serie de radiografías).

Tras ese incidente inicial, Fumito dio bastante juego, moviéndose continuamente de la Plaza hacia la zona del Cine Madrid y hasta el Registro en el tiempo que permaneció en la calle (que fue en total una hora y cuarto). La organización decidió sacar los bueyes para devolver a Fumito a toriles cuando éste estaba en la calle Madrid, pero el Toro del Aguardiente acabó regresando por su cuenta, de forma independiente a los bueyes.

[Img #232670]

Muchas personas no se movieron ya de su sitio para esperar al último encierro del Carnaval, protagonizado por astados de Valdefresno, que ofrecieron una buena mañana. En lo que se refiere al encierro en sí, la manada subió bastante estirada, pero con ritmo. Únicamente los dos últimos toros iban un poco más descolgados, pero tampoco tardaron demasiado en alcanzar la Plaza, completándose el encierro en escasos 10 minutos.

A continuación, se abrió un tiempo de espera en la Plaza, animado un día más por el juego que dio una pelota. Minutos antes de las 12 del mediodía arrancó la capea, que tuvo hasta cuatro astados, que permitieron el lucimiento tanto de recortadores como de maletillas. Especialmente destacados fueron los momentos de peligro que vivieron varios recortadores: uno de ellos por una caída en las inmediaciones del astado, y al menos otros tres por fuertes arrancadas inesperadas de los astados.

Durante ese tiempo de capea, se acrecentó la sensación de frío entre todo el público congregado en la Plaza Mayor. Finalizada la capea, fue turno para el desencierro, protagonizado por tres toros y varios cabestros, que también transcurrió con rapidez –de nuevo apenas diez minutos- y sin incidencias.

Estos eventos no dejaron heridos de relevancia, aunque los efectivos de Cruz Roja prestaron atención a una decena de personas en total a lo largo de la mañana, de las cuales sólo dos fueron trasladadas: un toledano de 20 años de iniciales G.H.C. que fue llevado hasta la enfermería de la Plaza por una herida incisocontusa en la cabeza y varetazos en la espalda; y un mirobrigense de 42 años de iniciales A.H.H. que fue llevado con un esguince de tobillo hasta el Centro de Salud.  

Los otros ocho atendidos fueron: un madrileño de 24 años de iniciales O.R.G. por una herida en el tobillo izquierdo; un mirobrigense de 56 años de iniciales J.C.C. por una herida en la mano derecha; una mujer de 24 años de Guadalajara de iniciales M.C.A.G. por un dolor en la rodilla; un mirobrigense de 20 años de iniciales A.B.E. por una herida en la cabeza; un varón de 60 años de San Felices de los Gallegos de iniciales C.F.B. por un cuerpo extraño en el ojo; una mirobrigense de 17 años de iniciales A.H.G. por un mareo; un mirobrigense de 50 años de iniciales F.R.C. por heridas en la cara y en la frente; y un toledano de 19 años de iniciales S.P.D.T. por una herida superficial en la pierna izquierda. 

Cerrados los eventos taurinos era momento para disfrutar de la fiesta en la calle, y así fue, aunque en menor medida por tratarse ya del Martes de Carnaval y por el bajón en el público. A la hora de publicarse esta información, Miróbriga está ya en plena cuenta atrás para cerrar el Carnaval 2015. 


an>