Lunes, 16 de diciembre de 2019
Las Arribes al día

La Asamblea comarcal de Cruz Roja muestra a los niños la importancia de esta ONG en la sociedad

VITIGUDINO | Medio centenar de escolares de 1º y 2º de Primaria del CEIP Manuel Moreno Blanco conocieron las actividades que desarrolla esta institución

[Img #164009]

Solidaridad, altruismo, compromiso... Esos son algunos de los valores que desde sus inicios, allá por mediados del siglo XIX, han definido a Cruz Roja, unos principios que se mantienen inalterables y sobre los que sus voluntarios trabajan con las nuevas generaciones desde temprana edad.

Mostrar a los niños las actividades, labores  y trabajos que desempeñan los voluntarios de Cruz Roja lejos de las guerras, tan cerca de nosotros que muchas veces pasan desapercibidos para la mayoría, era el objetivo principal de esta jornada de ‘puertas abiertas’ de la Asamblea comarcal de Vitigudino y ofrecida a alumnos de de 1º y 2º de Primaria del CEIP Manuel Moreno Blanco de esta localidad.

Medio centenar de escolares se situaban en fila a primera hora de la mañana frente a las puertas de la sede de Cruz Roja en Vitigudino, antiguo silo, para conocer por dentro las instalaciones que son punto de encuentro de campañas como la recogida de alimentos, de juguetes o el servicio de teleasistencia.

En el interior les aguardaban el presidente comarcal de la Institución, Baltasar Muñoz, y algunos de los responsables y voluntarios de la ONG, Pancracio, Loli, Tere y Carmen, para enseñarles algunas de las actividades que realizan en esta zona rural. Así, Pancracio pasaba a relatarles los inicios de la historia de Cruz Roja desde su fundación por el suizo Henry Dunant, para posteriormente explicarles de forma somera el servicio de teleasistencia que prestan en las localidades rurales a personas mayores y que habitualmente residen solas en sus viviendas.

Además de agotar casi las existencias de merchandising, en esta corta visita a las instalaciones los escolares conocieron la despensa en la que se almacenan alimentos no perecederos para su posterior distribución entre las personas necesitadas, así como las oficinas de las que sale la organización de todas las actividades y campañas que llevan a cabo a lo largo del año.

En el centro educativo

Una vez conocidas las dependencias, la clase continuaba en la biblioteca del centro educativo, lugar en el que los escolares conocieron con mayor amplitud cada una de las acciones realizadas por los voluntarios de Cruz Roja y sus colectivos objetivo, ancianos, inmigrantes, reclusos…, y que Pancracio trató de explicar mediante láminas con dibujos y la proyección de un audiovisual.

La finalidad de esta jornada de ‘puertas abiertas’ es sensibilizar a la sociedad desde temprana edad. Según Pancracio, uno de los voluntarios con mayor experiencia en esta Asamblea comarcal,  “lo que pretendemos es que conozcan lo que hacemos y sepan de las necesidades de mucha gente y que desde Cruz Roja tratamos de contrarrestar, por eso nos dirigimos a los niños, para que se sensibilicen y después, más adelante, se apunten como voluntarios”.