Lunes, 3 de agosto de 2020

Jerónimo Cotobal, nombrado Hijo Predilecto de la villa en un acto sencillo y cercano

Si ya era difícil olvidar la personalidad y obra de Jerónimo Cotobal, en este momento lo tenemos un poco más complicado. Hoy el Ayuntamiento de Alba de Tormes  oficializó el nombramiento de Jerónimo Cotobal como Hijo Predilecto de la localidad a título póstumo en un acto brillante que llenó las butacas del teatro de Alba de Tormes. Sin lugar a dudas un acto que reflejó la personalidad sencilla y cercana de Mito Cotobal y a la vez la brillantez que su persona atesoraba.

Mito, como popularmente se le conocía,  volvió a dejarse notar y  recibió el aplauso de sus vecinos, amigos y familiares como lo hacía cuando subía al escenario cuando acompañaba a su querida Banda de Música.  Fue complicado, extremadamente complicado aguantar las lagrimas mientras se visualizaba un vídeo en recuerdo del homenajeado.  Un documento audiovisual que despeja las dudas, si alguien las tenía, de este nombramiento.

El acto contó con la presencia de Concepción Miguélez que entregó el titulo de Hijo Predilecto a su mujer, Pepita Robles.  Los clarinetistas del grupo Évano, compañeros de Jerónimo Cotobal en la Banda de Música de Alba de Tormes. Como en toda su vida, la familia del homenajeado arropó a Jerónimo Cotobal y expresó unas palabras de agradecimiento al público presente.

ESBOZO DEL MITO JERÓNIMO COTOBAL

"Mito" fue un hombre sencillo y con un gran sentido del humor. Casado con Pepita Robles, maestra, con 5 hijos y, por ahora, 7 nietos.

Jerónimo Cotobal Castro nació en Alba de Tomes en 1929. Desde muy pequeño destacó en el dibujo. Aprendió el oficio de ebanista de su padre y trabajó con sus hermanos hasta su jubilación, realizando numerosos trabajos industriales y artesanales. Excelente tallista, que aplicó su oficio en la realización de cientos de objetos artísticos. Por su talento natural y maestría ha sido durante muchos años recurso para mil arreglos e ingeniosas propuestas. Entre 1952 y 1959 realizó la Maqueta de la Basílica de Santa Teresa. Los ocho años empleados en la construcción de la maqueta pueden entenderse como su "graduación", certificando así el dominio de todas las técnicas relacionadas con la madera.

Su espíritu inquieto y perfeccionista hizo que continuase investigando, introduciendo técnicas sorprendentes, muy novedosas para su época. Muchas de sus innovaciones se plasmaron en inventos y mecanismos que buscaban la productividad o la perfección. Su habilidad sobre la madera continuó creciendo, difuminando la frontera entre artesanía y arte.

Durante la celebración del IV Centenario de la Muerte de Santa Teresa (1981-1982), colaboró con el delegado diocesano, D. José Sánchez Vaquero en la realización de numerosas obras destinadas a la promoción de Santa Teresa, la Basílica y Alba de Tormes. El artesano realizó restauraciones en las capillas de la basílica, indicadores y pancartas en la villa.

Elaboró una serie de 17 grandes paneles didácticos sobre las fundaciones de la Santa. Cada panel reproducía, por cada una de las fundaciones, un viejo grabado con la vista general del monasterio, una breve reseña histórica, fotografías, citas...Todos los elementos (incluida la tipografía gótica) fueron elaborados de forma completamente artesanal, dibujados a lápiz y coloreados posteriormente.

El Gobernador de Salamanca le entregó el título de "Artesano Ejemplar" concedido por el Ayuntamiento de Alba de Tormes.

El 6 de julio de 2003 recibió el VI Premio ASCUA a la Defensa del Patrimonio y la Cultura, concedido por la Asociación Cultural Albense, como reconocimiento a toda su trayectoria. Gran aficionado a la música desde niño, formó parte de la primera banda de música de Alba de Tormes y de la actual, así como de diversas orquestas de baile. En noviembre de 2009, coincidiendo con su 80 cumpleaños, recibió de la Banda de Música de Alba de Tormes el reconocimiento por su larga trayectoria musical. Se le concedió el título de Socio de Honor de la A.C. Banda de Música de Alba de Tormes

Falleció el 1 de diciembre de 2012. Hasta el último minuto hizo lo que más le gustaba: la música, la madera, los viajes y la familia. Su pueblo de siempre, el que le vió nacer, le rindió un sentido homenaje y su banda, la de Alba de Tormes respondió acompañando a su músico más veterano en un funeral multitudinario, con un último desfile al son de la Marcha Fúnebre de Chopin y Mater Mea, que tantas veces interpretó para los demás.

El nombramiento como Hijo Predilecto fue aprobado el 26 de septiembre de 2013 en sesión plenaria, como homenaje póstumo por su gran trayectoria personal y profesional. La aprobación contó con los votos a favor del Partido Popular y la abstención del PSOE.

[gallery link="file" columns="4"]