Ciudad Rodrigo al día

Identificados dos jóvenes residentes en Ciudad Rodrigo como presuntos autores del incendio de la Bibliocaseta

A la espera de la calificación del fiscal, se enfrentan por su cuantía presumiblemente a un delito por daños, ya que ascendieron a 5.504,21€

Cuatro meses después de que tuvieran lugar los hechos (en la madrugada del jueves 22  al viernes 23 de julio), el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo dio a conocer en la mañana del miércoles, para “tranquilizar a la ciudadanía”, en palabras del alcalde Marcos Iglesias y la delegada de Policía Local Laura Vicente, que se ha conseguido identificar a los autores -a día de hoy, todavía ‘presuntos autores’- del incendio que destruyó por completo la popular Bibliocaseta mirobrigense, que se ha confirmado que fue un acto totalmente intencionado.

Según ha arrojado la investigación que se puso en marcha en aquel momento por parte de la Policía Local -para la cual se ha contado con la “estrecha colaboración” de la Guardia Civil, en palabras del Jefe de la Policía, Narciso Caridad-, los presuntos autores son dos individuos mayores de edad, pero jóvenes, residentes en Ciudad Rodrigo, uno de los cuales participó “de forma más activa” en los hechos. En concreto, ese individuo fue el que arrojó al interior de la Bibliocaseta el artefacto pirotécnico que causó el incendio, quebrantando para ello una de las ventanas de la estructura.

Narciso Caridad explicó en la mañana del miércoles que el artefacto fue arrojado a las 3.50 horas de la madrugada, quedando en el interior “latente” el fuego, que poco a poco fue cogiendo fuerza, hasta que a las 6.00 horas se desató el incendio de toda la estructura, momento en que fue visible desde el exterior. El Jefe de la Policía Local apuntó que entre las 4.00 y las 6.00 horas pasó en varias ocasiones por la zona la patrulla de servicio de la Policía, pero que no detectaron nada ya que las llamas no eran apreciables.


Una vez detectado el incendio, se dio aviso a los Bomberos, que acudieron a extinguir las llamas, que dejaron unos daños totales –según la valoración de los técnicos- de 5.504,21€. Por la cuantía de los mismos, los dos jóvenes identificados como presuntos autores de los hechos se enfrentan a un posible delito de daños, aunque todo dependerá de la calificación del fiscal, atendiendo también a posibles atenuantes (la intencionalidad, etc.). En palabras de Marcos Iglesias, ahora será la justicia la que “determine lo que se considere”.

Aunque no se ha dado a conocer hasta ahora, los dos jóvenes implicados fueron identificados a las pocas semanas de ocurrir los hechos, producto de un trabajo “duro” por parte de la Policía Local en colaboración con la Guardia Civil, según apuntó Narciso Caridad, a quién Marcos Iglesias le dio la “enhorabuena”, agradeciendo el “gran esfuerzo” del Cuerpo en esta investigación. Durante la comparecencia de la mañana del miércoles junto a la renacida Bibliocaseta se quiso incidir en que “tenemos muy buena Policía Local y Guardia Civil”, pero ‘no podemos estar en cualquier rincón de la ciudad’, remarcando eso sí que todas las acciones vandálicas como esta “van a tener respuesta”.