Ciudad Rodrigo al día

 

Completada la doble vacunación de los mayores de 70 años de nuevo con largas colas

Para evitar que pasasen frío en la calle (aunque dentro también lo hacía) se habilitaron incluso colas dobles dentro del Pabellón

El Pabellón Eladio Jiménez de Ciudad Rodrigo vivió durante la jornada del martes la 3ª y última de las sesiones de vacunación masivas que ha acogido durante este mes de noviembre para imponer a los mayores de 70 años tanto la 3ª dosis de la vacuna contra el coronavirus como la vacuna contra la gripe, pudiendo elegir cada persona que acudió al Pabellón si se ponía las dos vacunas o sólo una. En caso de querer las dos, se iban poniendo en el mismo momento, una en cada brazo.

A esta última sesión estaban citadas las personas nacidas entre 1944 y 1951 de las zonas básicas de salud de Ciudad Rodrigo, Fuentes de Oñoro, Fuenteguinaldo y Robleda, aunque como finalmente hubo vacunaciones los sábados 13 y 20 en los centros de Salud de Fuentes de Oñoro, Fuenteguinaldo y Robleda, la cita en el Pabellón Eladio Jiménez fue protagonizada por los mayores de la Zona Básica de Ciudad Rodrigo, formada por La Atalaya, El Bodón, Carpio de Azaba, Castillejo de Martín Viejo, Miróbriga, La Encina, Monsagro, Pastores, Saelices el Chico, Sancti-Spíritus, Serradilla del Arroyo, Serradilla del Llano, Tenebrón y Zamarra.

Como la semana anterior, se había citado a los nacidos en un año determinado en una franja de una hora (es decir, los nacidos en 1945, de 11.00 a 12.00 horas; los de 1946, de 12.00 a 13.00 horas, etc.), para intentar hacerlo lo más ordenado posible, pero eso no evitó que se volviesen a formar colas. De este modo, aunque fueron avanzando con cierta fluidez, la mayoría de los que acudieron en el horario matinal no se libraron de esperar su turno alrededor de una hora.


En esta ocasión, para evitar el frío que hacía en la calle, se decidió que la cola fuese más larga dentro del propio Pabellón (donde la temperatura tampoco era mucho más alta, marcando el termostato 11ºC a media mañana), aunque sin usar la pista principal para esperar como ocurrió durante varios meses, desde la cual se alcanzaba el frontón por filas a través de una rampa.

Así, nada más entrar al Pabellón para sumarse al circuito hasta el frontón, hubo momentos en que se habilitó una doble cola para que nadie llegase a esperar en la calle. Más adelante, ya en las cercanías del frontón, en vez de entrar ‘directamente’, había que recorrer todo el pasillo superior hasta acceder por la parte más alejada de las líneas de vacunación, para que así cupieran más personas.

Esta cola en el propio frontón se habilitó aprovechando que en esta ocasión no era necesario sentarse en las sillas tras recibir las vacunas para ver si hacían alguna reacción inmediata, siempre que no la hubieran hecho las dos anteriores dosis de la vacuna del coronavirus. Así, las sillas tuvieron poca ocupación, salvo por aquellos a los que sí les había hecho reacción alguna de las dosis precedentes, y por aquellos de edades inferiores que todavía acudieron a ponerse la 1ª o 2ª dosis (hubo algunos casos). Por el momento la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León no ha comunicado oficialmente si seguirá imponiendo en el Pabellón la 3ª dosis de la vacuna del coronavirus a los menores de 70 años.

Ver más imágenes: