Las Arribes al día

Aldeadávila y Las Arribes ya cuentan con el espectacular nuevo mirador del Fraile

Operarios de la empresa Construcciones y Obras Valbuena, adjudicataria de las obras, y de Hollegha Arquitectos, diseñadora del proyecto, procedían a su instalación

Operarios de la empresa Construcciones y Obras Valbuena, adjudicataria de las obras, procedían este martes a la instalación de la pasarela del nuevo mirador del Fraile en Aldeadávila de la Ribera, proyecto promovido por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, y cuyo coste asciende a 175.000 euros, que serán financiados con cargo al programa de Infraestructuras Turísticas en Áreas Naturales.

La nueva infraestructura del Parque Natural Arribes del Duero quedaba montada este mismo martes 23 de noviembre, por lo que únicamente quedaría pendiente de ejecución el asfaltado de la zona de aparcamiento, obra que “se hace en un día”, señalaban a LAS ARRIBES AL DÍA responsables de la empresa adjudicataria, quienes además aseguraban que se cumplirá el plazo de ejecución previsto a finales del mes de diciembre próximo.

El nuevo mirador del Fraile no estará abierto al público hasta haber realizado las correspondientes pruebas de carga y la Fundación Patrimonio Natural dé el visto bueno a la ejecución, señalaba la responsable de seguridad Manuela Moro, así como responsables de la empresa Hollegha Arquitectos, diseñadora del mirador.

La instalación de la plataforma de hierro corten comenzaba ayer lunes con la preparación de la complicada maniobra para equilibrar 12 toneladas de hierro suspendidas sobre el vacío. A primera hora de la mañana de este martes operarios de Grúas El Madrileño iniciaban la maniobra para ajustar la pasarela a la zapata de hormigón y proceder a su soldadura con el machón de hierro previamente soldado a la estructura metálica de la zapata. Finalizada la maniobra más difícil del montaje, dos soldadores procedían a unir ambas partes.

El nuevo mirador tiene un vuelo de 12,8 metros y una superficie total de 25 metros cuadrados, “lo máximo autorizado por el Parque Natural Arribes del Duero”, señalaban a este diario responsables de la empresa diseñadora. El ancho de la plataforma varía entre 2,4 metros en el inicio de la rampa y 1,5 metros en la punta

Desde la entrada, los visitantes podrán acceder a través de una pendiente continua de 6 % de inclinación, teniendo el recorrido una barandilla, formada en parte por el propio elemento estructural lateral, y en parte por un sistema de una barandilla de pletinas de acero corten relleno con mallas de cable de acero inoxidable. En el extremo de la plataforma se encuentra una abertura de 1,24 m2, cubierta con cristal de seguridad para ofrecer al visitante otra visión del río Duero, suspendido en el vacío.

Para el alcalde de Aldeadávila, Santiago Hernández, el nuevo mirador “va a ser espectacular y entiendo que va aumentar nuestro atractivo una vez abierto al público”, momento que podría llegar en unas semanas.