Ciudad Rodrigo al día

 

El III Juvenil mejora notablemente pero sigue con la suerte en contra

Un penalty en los últimos compases les condenó ante el Ventorrillo tras haberse estrellado dos veces con el palo en el segundo tiempo

Tras tocarle jornada de descanso el pasado fin de semana, el III Juvenil regresó en la tarde sabatina a las pistas, en el mismo lugar donde compareció por última vez, en el Pabellón de Conde de Foxá, que de nuevo registró una grandísima entrada de público. Como en el anterior partido ante el River Zamora, los mirobrigenses acabaron por caer derrotados, pero esta vez la película frente al Ventorrillo de A Coruña fue muy diferente: el encuentro estuvo muy igualado, y sólo se decantó a favor de los visitantes con una pena máxima en el rush final.

Previamente, había habido un toma y daca goleador muy abierto, en el cual el III Columnas pudo haber tenido mayor efectividad si hubiera contado un poco más con la suerte de su lado, pero entre otras cuestiones se topó en dos ocasiones con el palo en el transcurso de la segunda parte, que se embroncó un poco principalmente por algunas decisiones arbitrales sin venir a cuento (como varias tarjetas) cuando el partido estaba transcurriendo por buena línea.

ASÍ FUE EL PARTIDO

Desde casi el principio, el encuentro fue bastante entretenido, con unas cuantas idas y venidas, siendo una de las primeras una gran contra del III Columnas en el 4’ en la cual Diego abrió el balón a la derecha para Javi, quién envió el balón al área, donde Álvaro no lo pudo rematar en el 2º palo por los pelos. En los compases siguientes, Álvaro lo intentó otra vez (se la sacó el portero), y Quico hizo una buena intervención a un remate por la izquierda antes de que en el 6’ llegase el 0-1: tras irse por la derecha, un jugador visitante se movió hacia el centro, haciéndose hueco para firmar un disparo raso que se hizo camino.

El III Columnas empató a los 38 segundos, con un disparo directo raso de falta de Javi desde 3/4 de campo. Este tanto vino muy bien a los mirobrigenses, que aumentaron su peligro, con dos intentonas de Javi (la primera por la izquierda la sacó el portero, y la segunda la desviaron a córner, en cuyo saque lo intentó Pablo, despejando el guardameta), y una de Álex Sánchez desde fuera del área que también replicó el guardameta en dos tiempos. Haciendo justicia, en el 10’ llegó el 2-1 con otra gran acción: Diego robó el balón por la izquierda, avanzó, y lo envió al área, en cuya frontal lo mandó Miguel al fondo de la red.

Con ventaja en el marcador, el III Columnas se ‘calmó un poco’, dentro de unos minutos en los que hubo una lesión parece que de gravedad de un jugador del Ventorrillo, que logró empatar en una acción rápida en el 12’ que finalizaron arriba. Tras ello, el partido entró en una nueva fase de igualdad (por parte local lo probaron Javi y Yassin –se le fue por poco al lado izquierdo-, mientras que por la visitante Álex Castaño cortó un tiro de gol), que ‘finalizó’ a 5 minutos para el descanso cuando el III Columnas alcanzó las 5 faltas.

Al minuto siguiente, el Ventorrillo puso el 2-3: Quico repelió muy bien un primer tiro, pero el balón quedó suelto, realizando un tiro raso desde 3/4 que se abrió camino. El final de la primera parte fue muy entretenido: Quico despejó dos intentonas en una misma jugada, Quico y Diego evitaron otra en la línea de gol, Álvaro lo probó desde la izquierda yéndose fuera mientras que Javi se topó con el portero. En el último minuto, en la misma jugada, el guardameta hizo dos grandes intervenciones a sendos disparos de Diego y Pablo.


De vuelta de vestuarios, el III Columnas salió arriba, y aunque el Ventorrillo tuvo una buena ocasión en el 23’ a la que se anticipó por bajo David, fueron los locales los que llevaron la voz cantante, siendo las primeras dos balones enviados al área por Diego y Javi, uno desde cada banda, que no pudo empujar Álvaro. Éste jugador se redimió acto seguido, en el 24’, en una acción en la que resolvió ante el portero tras cazarla arriba. Apenas medio minuto después, el balón le quedó favorable a Álvaro para marcar a puerta vacía, pero lo estrelló en el palo, dando pie a un segundo remate de Diego que se marchó directamente fuera.

Los mirobrigenses seguían mandando (Javi lo probó otra vez poco después), mientras que el Ventorrillo se iba cargando de faltas, pero en torno al 27’ el encuentro se embroncó, con algún parón largo (Álex Sánchez se llevó una insólita amarilla tras darle con el balón parado un empujón un rival, que vio una tarjeta del mismo color), lo que les cortó el ritmo. Eso favoreció el 3-4 en el 28’: una falta botada desde 3/4 de campo la despejó bien David, pero en una segunda opción el balón acabó en córner, en cuyo saque marcaron con un disparo a media altura.

Tras un disparo en el área del Ventorrillo que milagrosamente se estrelló en el palo (marchándose fuera), en el 29’ se vivió un momento clave cuando el III Columnas perdió a Diego tras ver dos amarillas por sacar mal de banda (un árbitro estaba obsesionado con eso). Los mirobrigenses se quedaron con uno menos, situación que afrontaron muy bien, tanto que el Ventorrillo no llegó a tirar con claridad, e incluso tuvieron en su mano marcar el 4-4, en una contra de Pablo por la izquierda que él mismo culminó, pero su disparo se estrelló en el palo derecho.

Pese a ese nuevo golpe de mala suerte, el III Columnas consiguió aguantar los dos minutos sin encajar, y una vez ya vuelta la igualdad numérica, cayó el 4-4 en el 32’, en una acción personal de Álvaro por la derecha que definió muy bien. A partir de ahí, pudo pasar prácticamente de todo, con ocasiones claras para ambos equipos. Entre las más destacadas están una intentona cruzada desde la derecha del Ventorrillo que solventó David con un gran despeje a córner, y una doble intentona casi seguida de Pablo que también repelió el guardameta visitante.

Tras un partido tan atractivo, el encuentro se fue a decidir cuando apenas quedaban dos minutos desde el punto de penalty, no pudiendo David detener el lanzamiento del jugador visitante. Obviamente, el III Columnas sacó enseguida portero-jugador, y aunque se movió bastante bien, no hubo manera de perforar la portería rival, consumándose la nueva derrota mirobrigense, en la que el consuelo es la notable mejoría en lo que a imagen se refiere.