Ciudad Rodrigo al día

 

Culminan las obras de mejora del Francisco Mateos

El viejo muro ha dado paso a una nueva valla mientras que se ha sustituido por completo la cubierta

Como ya pudieron comprobar los espectadores que se acercaron el pasado domingo a presenciar el partido del primer equipo del Ciudad Rodrigo CF frente al Real Ávila, ya han llegado a su final las obras de mejora de las que ha sido objeto el Municipal Francisco Mateos desde el pasado mes de agosto, justamente desde poco antes de comenzar la temporada liguera (el concejal de Deportes Víctor Gómez agradeció en la mañana del miércoles al Club la “paciencia” que han tenido durante estos meses).

Como se ha ido publicando, estas obras han consistido, por un lado, en la retirada del antiguo muro que rodeaba el césped, que ha sido sustituido por una valla (pintada con los colores del Ciudad Rodrigo CF), lo que ha hecho en palabras de uno de los miembros de la directiva del Ciudad Rodrigo CF, Jesús García Muñoz, que “se quite encanto” al campo, pero el muro “conllevaba peligro” para la integridad física de los jugadores, aunque por suerte no había llegado a haber ningún incidente.

Por otro lado, se había programado la sustitución de la cubierta de la grada permanente del campo, ya que era de fibrocemento, pero cuando se estaba realizando esa operación, una de las columnas se derrumbó (se descubrió que únicamente era “un tubo relleno de cemento”, según apuntó en la mañana del miércoles el alcalde Marcos Iglesias), por lo que “tomamos la decisión de hacer una actuación extraordinaria”, y hacer una cubierta totalmente nueva, partiendo de la cimentación para los nuevos pilares.

Esta nueva cubierta tiene menos pilares que antes, ya que se ha pasado de 6 a 4, y además menos anchos, lo que “permite más la visibilidad” a los espectadores que se encuentran en la grada, en palabras de Marcos Iglesias, quién señala que el campo mirobrigense es “muy curiosito”, recordándole a “un campo inglés”. Por su parte, Víctor Gómez resaltó que “no se ha querido perder esa imagen antigua que da el campo; que pueda sobrevivir y no perder esa sensación de los años vividos y practicado aquí el fútbol”.


En lo que respecta a la obra del muro (que ha tenido un importe de 38.720€, procedentes de uno de los Fondos Extraordinarios Covid de la Junta de Castilla y León), ha sido ejecutada por José Alberto Benito Pastor, mientras que la operación de la cubierta (con un importe total de 58.498,46€) ha corrido a cargo de Edyciba, resaltándose que el Ayuntamiento o ejecuta las obras por sí mismo o intenta adjudicárselas a empresas locales, siendo “un balón de oxígeno” para las mismas.

El alcalde incidió en la mañana del miércoles que esta intervención en el Francisco Mateos, que era “muy necesaria”, ha venido motivada por el ascenso del primer equipo a 3ª RFEF: “no se podía seguir dando la imagen que se estaba dando”, porque “desde prácticamente su construcción no había tenido muchas mejoras, y por aquí pasan muchas decenas de personas que vienen de otros lugares, y hay que dar la mejor imagen; tenemos que transmitir una ciudad adaptada al siglo XXI, y este campo hacía años y años que no tenía intervenciones”.

Al respecto, Jesús García Muñoz manifestó que efectivamente el pasado domingo llegaron unas 60-65 personas desde Ávila, “que comieron, han visto la ciudad...”, apuntando que “ver cómo estaba el campo a cómo esta ahora es una imagen más acorde”. Como siguiente intervención en el Francisco Mateos, la intención es pintar el campo, ya que hay algunas paredes donde la pintura está totalmente desprendida.