Literatura Infantil y Juvenil para un mundo responsable, consciente y sostenible

Los periódicos presentan titulares respecto al cambio climático, el cuidado del planeta... realmente preocupantes. Pero parece importarnos poco.


 

Hoy, desde nuestra sede Unpuntocurioso Aragón hemos participado en el Consejo de niños, niñas y adolescentes de Jaca, un órgano de participación del Ayuntamiento de Jaca, donde están trabajando sobre el medioambiente de su ciudad. Se han preguntado qué características tiene que tener una ciudad, un pueblo a nivel general para ser considerado sostenible, pero también, a nivel particular para el lugar donde viven, Jaca.

Hace unas semanas, también formamos parte de las  JORNADAS AMBIENTALES  “Huella de carbono: movilidad sostenible y consumo responsable” (haz “clic” sobre el título y encontrarás una selección de libros para diferentes edades). Espacios donde hablar, aprender, ser conscientes de una vez por todas que el PLANETA está en peligro y que con pequeños grandes gestos y trabajando de manera conjunta, ayudaremos a que nuestro mundo sea un lugar sostenible.

Una vez más, nos parece importante y vital, desde la Literatura Infantil y Juvenil compartir títulos relacionados con el planeta, que ayudan a conocer mejor nuestro entorno -ya sea rural o urbano- y, por tanto, a ser más conscientes de la gran necesidad de protegerlo. Para ello, que mejor manera que estar rodeados de una literatura sostenible, práctica, y consciente.

 

El jardín curiosoPeter Brown. Takatuka.

Un día, mientras explora su ciudad monótona y gris, un niño curioso llamado Liam descubre un jardín en apuros. Decide ayudar a crecer a las plantas, sin ni siquiera imaginarse lo que está a punto de provocar. Con el paso del tiempo, el jardín cobra vida propia y se expande por la ciudad, cambiándolo todo a su paso.

 

El ratón y la montaña. Antonio Gramsci y Laia Domènech. Milrazones.

Desde la cárcel, Antonio Gramsci escribió muchas cartas a su mujer. En una de ellas le cuenta un cuento para que se lo lea a sus hijos: el de un ratón que se bebe la leche del desayuno de un niño. Cuando el niño despierta y llora de hambre, el ratón pide leche a la cabra, que no puede dársela si no pace antes. Pero el prado no tiene hierba, ni la fuente agua... todo está destrozado por la guerra y la especulación. El ratón promete en nombre del niño que plantará árboles cuando sea mayor, y todo el mundo se pone a trabajar para que el niño pueda desayunar... y el pueblo recupera su vitalidad anterior.

 

Plasticus maritimus, una especie invasora. Ana Pêgo, Isabel Minhós Martins / il. Bernardo P. Carvalho. Kalandraka.

Cada hora que pasa, mil toneladas de plástico acaban en los océanos. ¡El equivalente a un camión lleno de plástico por minuto! Porque es artificial, invasora, contaminante y tiene una vida muy larga, esta 'especie' merece tener los días contados.

 

¡Bicicletas! Noel Arraiz & Águeda Monfort / il. Santi Vicente. Editorial Xplora.

¡Bicicletas! es un cuento con el que transmitir a los más pequeños los valores de la bicicleta a través del juego y la lectura para fomentar el desarrollo de niñ@s más activos, independientes y comprometidos. Una historia para pedalear con la imaginación, incentivar la curiosidad y soñar con bicicletas de mil formas y colores. Ir en bicicleta es sano, ecológico y ¡muy divertido!

 

La vuelta al mundo de un forro polar rojo: Pequeña historia de la gran globalización. Wolfgang Korn / il. Birgit Jansen. Siruela.

Este libro, que obtuvo el premio al mejor libro juvenil de divulgación científica alemana, muestra el trasfondo y las complejas relaciones que hay detrás de la globalización, ilustrando de una manera clara y vigente cómo funciona el comercio mundial. Una forma entretenida de tomar conciencia sobre el origen y destino de los productos que compramos y desechamos en el día a día. Para saber más comprartimos la reseña realizada por Ana Nebreda en su blog, Biblioabrazo.

 

50 ideas para ahorrar agua y energía. Siân Berry / il. Aaron Blecha. Blume

Instructivo libro, que introduce y nos sensibiliza a todos tanto en los peligros que el planeta sufre por el cambio climático como en las 50 cosas que pueden hacerse para, en este caso, ahorrar agua y energía. Consejos prácticos y sencillos como ducharse en lugar de bañarse, reparar las fuga de agua de los grifos, emplear detergentes ecológicos, reutilizar el agua en la cocina, cocer los alimentos al vapor, aprovechar la masa térmica o vigilar el consumo de energía son algunos de ellos.

VIVIR EN UN MUNDO SOSTENIBLE ES RESPONSABILIDAD DE TODOS.  NO dejemos que LA BOLA DEL MUNDO se caiga, como el poema de Juan Carlos Martín Ramos.  

 

LA BOLA DEL MUNDO

Mi bola del mundo gira

cuando quiero, porque es mía.

¡Cuidado, que no se caiga,

que el mundo se rompería!

La paro en cualquier momento

con solo mover un dedo.

¡Cuidado, sé más prudente,

que el mundo no caiga al suelo!

Consigo sin más ni más

que dé vueltas hacia atrás.

¡Cuidado, cabeza loca,

que este mundo es de cristal!

Cuando toque mi tambor,

dará un salto y... ¡Ay, ay! ¡Oh!

¡Te lo dije! Trae la escoba,

que ya el mundo se rompió.

“Poemamundi”.  Juan Carlos Martín Ramos / il. Philip Stanton. Anaya, 2017.

 

Soraya Hg.