Ciudad Rodrigo al día

 

El PSOE denuncia el trato “como ganado” de la Junta a los ancianos en la caótica vacunación en Tamames

Personas de 90 y 100 años tuvieron que desplazarse por sus propios medios a Tamames y realizar una larga espera en la calle sin sitio para sentarse

Tamames acogió en la mañana del jueves la primera sesión de imposición de la 3ª dosis de la vacuna contra el coronavirus y de la vacuna contra la gripe a personas de la comarca de Ciudad Rodrigo. En concreto, estaban citadas las personas nacidas hasta junio de 1936 en 14 localidades de la comarca: Boada, Cabrillas, Castraz, La Fuente de San Esteban, Martín de Yeltes, Retortillo, Abusejo, Alba de Yeltes, Aldehuela de Yeltes, Dios le Guarde, Morasverdes, Puebla de Yeltes, Sepulcro Hilario y El Maíllo, pertenecientes a las zonas básicas de La Fuente de San Esteban, Tamames y La Alberca, cuyos mayores de 85 años habían sido convocados junto a los de las zonas de Linares de Riofrío y Miranda del Castañar.

El desarrollo de la sesión de vacunación dejó muchísimo que desear, tal y como ha denunciado el PSOE en una durísima nota de prensa contra la Junta de Castilla y León, en la que acusan al Gobierno regional de tratar a las personas octogenarias, nonagenarias y centenarias  “como ganado”, calificando lo ocurrido en la mañana del jueves de “dantesco, indecente, intolerable y vergonzante”.

El primer motivo de queja de los socialistas es precisamente que personas de más de 85 años tengan que desplazarse hasta Tamames por la negativa del Gobierno regional de Alfonso Fernández Mañueco a realizar esta vacunación en los centros o consultorios de cada localidad, un proceso en el que obviamente se tardaría más días, pero es que la propia Junta está insistiendo en que “no hay prisa” con esta vacunación. Para más inri, ese desplazamiento en este caso a Tamames lo tuvieron que hacer los mayores buscándose la vida, con sus propios medios, pese a ser muchos de ellos dependientes.

A esa situación previa que se sabía que iba a ocurrir sí o sí (de hecho el PSOE había convocado de antemano una comparecencia de varios cargos públicos, encabezados por su portavoz en la Diputación, Fernando Rubio, asistiendo también el diputado por la comarca mirobrigense, Carlos Fernández Chanca, o el alcalde de Boada, Juan Matías Garzón), se une el propio caos que se generó en la mañana del jueves en Tamames, que hizo que los ancianos tuvieran que hacer cola a las puertas del Polideportivo, sin lugares especiales para sentarse salvo unas sillas contadas, y con una temperatura bastante fría (alrededor de 3 grados).


Según relata Fernando Rubio, han vivido escenas “en las que algunas personas se caían o difícilmente se sujetaban en pie”, y con “poco o escaso personal” para atender a los mayores (sí hubo voluntarios de Cruz Roja), en un Pabellón “con temperaturas de tres grados, un ordenador que no funciona, los mayores haciendo cola esperando en plena calle desde hace una hora y ni siquiera se sabe si las vacunas han llegado”. Los socialistas concluyen que es una situación “inhumana”, expresando que no saben si la Junta lo hace por “incapacidad o crueldad”.

De este modo, exigen -además de dimisiones y ceses en el gobierno regional “de manera inmediata”- que Mañueco abra los consultorios locales rurales para llevar a cabo esta vacunación: “¿por qué en nuestra tierra no se puede vacunar en sus pueblos y consultorios locales a los mayores?”. Mientras tanto, el PSOE pide a los responsables sanitarios locales, provinciales y regionales que “paren y acaben ya con este desastre y se rebelen contra el señor Mañueco” ante este “panorama de caos total”. Asimismo, invitan a Mañueco a que “venga a los pueblos y vea lo que está pasando”.