Escuelas Católicas Castilla y León, satisfecha por la gratuidad en la educación de 2 a 3 años y pide su inclusión

Esta entidad asegura que estará "atenta" para que la concertada no se relegue a "un segundo plano"

El secretario autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Leandro Roldán, este miércoles en rueda de prensa en Salamanca. Foto EP

Escuelas Católicas Castilla y León ha mostrado su satisfacción por la implantación de la educación gratuita para los niños de dos a tres años a partir del próximo curso 2022-2023, no obstante ha apuntado que estará "atenta" para que la concertada no se relegue a "un segundo plano" y para que se promueva también esta gratuidad en forma de conciertos para las familias de estos espacios educativos.

Así lo ha remarcado el secretario autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Leandro Roldán, en una rueda de prensa en Salamanca, donde ha hecho balance del inicio del nuevo curso escolar.

"Estamos satisfechos de que esta medida pueda ponerse en marcha tras muchos años solicitando la posibilidad real de concertar y hacer gratuita en Castilla y León tanto la etapa de Educación Infantil como el Bachillerato. Aunque sigue siendo posible la concertación del Bachillerato, en nuestra comunidad se ha apostado por Infantil y deseamos que esa gratuidad se traslade también en forma de conciertos para que todas las familias puedan beneficiarse", ha apuntado.

"Aún quedan muchos detalles por trabajar para conseguir esta gratuidad prometida pero confiamos que las familias de los alumnos que opten por centros concertados también obtengan esa gratuidad para evitar agravios comparativos. Desde Escuelas Católicas estaremos muy atentos para conseguir que no se relegue a las familias de la concertada y de Escuelas Católicas a un segundo plano", ha añadido.

Sobre el nuevo ejercicio académico, ha reconocido que está "marcado por la pandemia", debido a las condiciones que todavía están presentes en relación con la covid-19, no obstante ha apuntado que en esta ocasión la comunidad educativa ya cuenta con la "experiencia" del año pasado, en el que se dio una incidencia en las aulas "muy por debajo de lo que se esperaba", y con la vacunación de los menores a partir de doce años, de ahí su convencimiento de que los resultados sean "incluso más positivos".


"NO BAJAR LA GUARDIA"

Aun así, a pesar de esa confianza en mejorar datos, ha abogado por "no bajar la guardia", y ha agradecido "el mantenimiento" por parte de la Junta del "profesorado covid", que permite reducir el número de alumnos por aula respecto a los años previos a la pandemia.

Asimismo, ha indicado que desde Escuelas Católicas Castilla y León están "muy satisfechos" con la recuperación de las actividades extraescolares, que contarán con protocolos para evitar incidencia del coronavirus y que permitirán el desarrollo de los alumnos y la conciliación de las familias.

En cuanto a recursos, después de agradecer a la Junta el desembolso en materias como el incremento del profesorado, Leandro Roldán ha pedido la ampliación de fondos para, por ejemplo, hacer frente a los costes de limpieza asociados a la covid.

LEY ESTATAL

Por otra parte, en referencia con la elaboración de la nueva normativa estatal de educación, ha insistido en que "la educación es un servicio público sustentado en la educación pública y en la concertada".

En referencia a la asignatura de religión, ha criticado la intención de rebajar las horas lectivas de esta materia, que "contribuye al pleno desarrollo de las personas", y ha destacado también la "oportunidad" de unirse junto al resto de centros educativos católicos del país para aportar su "granito de arena" a las propuestas que elaboren la nueva ley.

Finalmente, en relación con la posibilidad de pasar curso con materias suspensas, ha hecho hincapié en los ciclos más próximos a la etapa universitaria y ha reseñado que esta propuesta hace "un flaco favor al alumnado convencido del valor del esfuerzo".