Ciudad Rodrigo al día

 

Emotiva entrega a un sobrino de los restos de Silvestre López López, asesinado en Castillejo en 1936

Será enterrado en Ciudad Rodrigo, al igual que los restos de las otras cuatro personas a las que se ha conseguido identificar

El Centro Documental de la Memoria Histórica ubicado en Salamanca capital acogió en la mañana del viernes el emotivo acto de entrega de los restos mortales de Silvestre López López, una de las siete personas asesinadas en Castillejo de Martín Viejo en el inicio de la Guerra Civil, cuyos restos han permanecido durante 85 años en una fosa común del cementerio de esa localidad, hasta que el pasado mes de marzo fueron exhumados por la Sociedad de Ciencias Aranzadi por iniciativa de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia.

Los restos de Silvestre López López fueron recogidos en la mañana del viernes por un sobrino, Juan Luis López Rubio (con quién se ha cotejado el ADN), para que ahora por fin pueda darles sepultura en Ciudad Rodrigo junto a los del hermano  del asesinado. En el camposanto de Miróbriga también van a descansar los restos mortales de otros 4 asesinados en Castillejo de Martín Viejo en 1936, de los que no se han podido localizar familiares por el momento.

Se trata por un lado de tres personas naturales de Ciudad Rodrigo: Ángel Cerezo Hernández ‘El Cerezo’, Vicente Díaz Sáez ‘El Jabonero’ y Antonio García Herrero, sin que se sepa ‘quién es quién’ al no haber aparecido familiares con los cuales cotejar el ADN. Asimismo, va a reposar en Miróbriga una persona más, a quién se le ha conseguido poner nombre en las últimas semanas estudiando la prensa histórica: Antonio Campano Rodríguez, conocido como el ‘Confitero’, que era natural de la localidad zamorana de Sansoles.


Los restos de las otras dos personas halladas en la fosa común del cementerio de Castillejo de Martín Viejo, todavía sin identificar (según su acta de defunción, parece que podrían ser de Cilleros), serán inhumadas en el  Memorial del Cementerio San Carlos Borromeo de Salamanca capital, con la esperanza de que acaben apareciendo familiares para poder cotejar su ADN.

El acto en el Centro Documental de la Memoria Histórica, en el que estuvieron los restos mortales de los siete asesinados, fue presentado por el director de la institución, Manuel Melgar; y contó con la intervención de José Miguel García García, Secretario General de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior de la Junta de Castilla y León; Luisa Vicente, presidenta de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia; y Lourdes Herrasti, directora de la exhumación y miembro de la Sociedad de Ciencias Aranzadi.