Ciudad Rodrigo al día

 

A la venta los últimos 100 ejemplares de ‘Ciudad Rodrigo. Lo que las piedras callan’

Beatriz Ramos Mota es la autora del libro, que recoge las historias que son el pilar de la exitosa Ruta de los Malditos

El libro Ciudad Rodrigo. Lo que las piedras callan de la mirobrigense Beatriz Ramos Mota está a punto de culminar su andadura, ya que apenas quedan 100 ejemplares a la venta, que se pueden comprar físicamente en cualquiera de las librerías de Ciudad Rodrigo, en la Oficina de Turismo (en el Palacio de Los Águila) y en la recepción del Hotel Arcos; o bien virtualmente en la siguiente dirección: https://manualidadestere.com/producto/lo-que-las-piedras-callan/  (se envía a toda la Península en 24-48 horas con la posibilidad de que vaya firmado por la autora).

Ciudad Rodrigo. Lo que las piedras callan es un conglomerado de 30 historias (ordenadas de forma cronológica, desde el siglo XII hasta principios del XX) que tuvieron lugar en la comarca de Ciudad Rodrigo, e incluso en Salamanca capital, en las que se reflejan luchas de poder, enfrentamientos bélicos, venganzas familiares, historias de amor, traiciones, situaciones cotidianas que derivaron en horribles episodios, o acusaciones que llevaron a mirobrigenses a la hoguera.


Todas esas historias son el pilar documental de la exitosa Ruta de los Malditos que durante varios años recorrió las calles de Ciudad Rodrigo, lo que llevó precisamente a la creación del libro, que fue publicado durante el confinamiento, agotándose la primera edición en apenas mes y medio. Posteriormente, vio la luz una segunda edición, incluyendo como novedad un mapa para ayudar a ubicar algunos de los lugares donde tienen lugar los hechos relatados en las historias.

La autora de Ciudad Rodrigo. Lo que las piedras callan, Beatriz Ramos Mota, se dedica profesionalmente a la gestión hotelera desde hace más de 10 años, viéndole un “gran potencial histórico, cultural y artístico” a la ciudad, que los mirobrigenses “debemos conocer, querer y cuidar”. Apasionada de la genealogía y la historia, hace seis años le picó el gusanillo de la investigación histórica, sumergiéndose en archivos históricos y hemerotecas, tanto nacionales como internacionales para “rascar cualquier dato” que ayude a relatar historias.