Las 10 claves para comprender las criptomonedas

Algunas claves para tener una mayor comprensión de las criptomonedas, qué son exactamente y cómo funcionan

Seguramente habrás estado escuchando hablar de las criptomonedas constantemente y, probablemente, tengas una idea aproximada de lo que son. Y es que, en la era de la revolución digital que vivimos, donde siguen surgiendo innovaciones tecnológicas constantes, las criptomonedas y el resto de activos virtuales son ya parte de nuestro presente y futuro.

En este artículo pretendemos brindar algunas claves para tener una mayor comprensión de las criptomonedas, qué son exactamente y cómo funcionan. Se puede encontrar más información a través de Criptomonedas24.

Bitcoin fue la primera criptomoneda, creada en 2008 y es la moneda digital más valiosa en la actualidad. Poco se sabe sobre su creador, Satoshi Nakamoto (que incluso su nombre es un pseudónimo), que ya se encuentra entre las 50 personas más ricas del mundo, según Forbes.

Después de bitcoin, y por orden de volumen de capitalización, le siguen Ethereum y Ripple, todas ellas funcionando de manera similar.

Factores clave para comprender las criptomonedas

1. Son monedas virtuales. No tienen formato físico y su valor, es calculado por un algoritmo basado en el número de transacciones llevadas a cabo en tiempo real. Fluctúan en base a la oferta y la demanda.

 2. Funcionan con tecnología blockchain o, en español, cadena de bloques. La tecnología de este sistema se puede explicar como una especie de libro de contabilidad. Es decir, se trata de una base de datos en la que se registran todas y cada una de las transacciones realizadas con cada criptomoneda.
 

Cada participante de esta red de transacciones y datos se denomina nodo, y cada nodo es parte de la gestión de esta enorme base de datos. Esta tecnología está alojada en una red descentralizada, es decir que no se encuentra en un solo servidor sino en multitud de ellos.

3. El sistema blockchain es, por tanto, uno de los mayores beneficios de las criptomonedas: permitiendo realizar transacciones sin intermediarios gracias a estos registros de datos cifrados y en red. Por supuesto, esto también significa que una transacción de criptomonedas es inmutable.
 

4. La falsificación o copia de estas monedas digitales no es posible gracias al sistema de encriptación de datos que utiliza la tecnología blockchain.

 

5. Para comprar con criptomonedas no es necesario revelar la identidad, lo que protege la privacidad del usuario, pero también deja espacio para la especulación.

 

6. Al no contar con el respaldo de instituciones o gobiernos, como sucede con las monedas físicas, estos no pueden interferir en su valor, pero tampoco pueden actuar en caso de una crisis en su valor de cotización.


 

7. Siguiendo esta línea, uno de los elementos más importantes de las criptomonedas es que este dinero no depende de ningún banco, sino solo de la persona que compró las monedas digitales. Por otro lado, al no estar asegurado por ninguna institución, tener este dinero en los mercados de intercambio digitales, significa una mayor exposición a ciberataques y fugas de datos.

 

8. Las criptomonedas tienen el mismo funcionamiento que cualquier otra moneda en lo que se refiere a su compra, venta e intercambio, es decir, pueden ser compradas con euros, dólares u otras divisas y viceversa.

 

9. Para realizar transacciones con bitcoins, así como para obtenerlos, es necesario tener instalada cualquiera de las aplicaciones existentes en la red a tal efecto. Éstas incluyen un "wallet" o monedero virtual que está encriptado. De esta forma, cualquier cantidad de euros, dólares u otra cualquier moneda, se puede convertir en criptomonedas y se almacenan en ese wallet y, a través de ella es posible realizar pagos en plataformas que cuenten con la autorización.

 

10. El valor de estos activos puede fluctuar de manera drástica en cuestión de segundos y en tiempo real. Por lo tanto, los expertos aconsejan tener la máxima precaución al comprar estas monedas virtuales.  Es, precisamente, debido al impacto de la tecnología blockchain, que sus precios son tan volátiles.

 

Esto no es sino la punta del iceberg de todo lo que este apasionante mundo tiene para ofrecer y todavía existen muchas preguntas a las que dar respuesta.

 

Tecnológicamente, las innovaciones disruptivas como blockchain están cambiando la forma en que los emprendedores hacen negocios, obligando a los modelos comerciales tradicionales a adaptarse o ser reemplazados. Entonces, ¿cuáles deben ser los próximos pasos para convencer al mercado de que adopte esta tecnología? ¿Están las empresas y la sociedad preparadas para este cambio y para lograr el profundo cambio que representa blockchain?

Finalmente, en lo que respecta a los gobiernos y reguladores, ¿qué acciones han tomado para lograr un marco regulatorio adecuado para este nuevo sistema? ¿Cómo se puede alcanzar la convivencia entre el sistema tradicional y el sistema que representan las criptomonedas y qué desafíos implica esto para su gestión?
Las criptomonedas aún tienen un largo camino por recorrer, pero lo que parece obvio es que el sistema en el que se basan, especialmente la tecnología blockchain y la gestión de datos, están para quedarse y darán mucho que hablar en el futuro próximo.