Ciudad Rodrigo al día

 

Atilano Rodríguez festeja sus 50 años como sacerdote con la compañía de miembros de la Diócesis

También se celebraron los 25 años que se cumplen de su Ordenación como Obispo

El que fuera Obispo de Ciudad Rodrigo entre 2003 y 2011, Atilano Rodríguez Martínez, ha celebrado durante este fin de semana sus 50 años como sacerdote y sus 25 años como Obispo, en la Diócesis de la que es actualmente prelado, la de Sigüenza-Guadalajara, hasta donde se desplazó una nutrida representación de la Diócesis Civitatense para tomar parte como muestra de “gratitud y cariño” por el tiempo que estuvo en Miróbriga en los actos programados.

En concreto, está delegación estuvo encabezada por el Administrador Apostólico de la Diócesis, Jesús García Burillo; sumándose a la misma el Vicario General, José María Rodríguez-Veleiro; el Vicario de Pastoral, Gabriel Ángel Cid; el sacerdote Fernando Sánchez Tendero; y la secretaría general de la Universidad Pontifica de Salamanca, Laura Magdalena Miguel. Asimismo, formó parte de la comitiva el guinaldés José Sánchez, en su calidad de Obispo emérito de Sigüenza-Guadalajara, siendo precisamente el antecesor en ese lugar de Atilano Rodríguez, quién por cierto alcanzará en octubre la edad de jubilación eclesiástica, momento en el cual presentará su renuncia a El Vaticano (que se la aceptará cuando le designen un sustituto).

Los actos de celebración de las Bodas de Oro sacerdotales y Bodas de Plata episcopales de Atilano Rodríguez tuvieron como eje una eucaristía en la Catedral de Sigüenza, donde se congregaron casi todos los sacerdotes de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, los familiares de Atilano Rodríguez, numerosas autoridades locales y provinciales, así como bastantes fieles, que acompañaron con sus cantos la música del órgano del templo. Durante su homilía, el penúltimo Obispo hasta la fecha de la Diócesis de Ciudad Rodrigo mostró su agradecimiento a todas las personas que le han acompañado desde su infancia, que considera que han sido cooperadores en su ministerio sacerdotal y episcopal”.


Finalizada la misa, se presentó un libro que se ha editado con motivo de estos aniversarios en homenaje a Atilano Rodríguez, en el cual cincuenta personas (entre familiares, amigos o sacerdotes, algunos de ellos de la Diócesis de Ciudad Rodrigo) han escrito elogiosos textos. El volumen, titulado Hermano, Padre y Pastor, está prologado por el Presidente de la Conferencia Episcopal Española, el Cardenal Juan José Omella, firmando el epílogo José Sánchez como Obispo emérito de Sigüenza-Guadalajara. Para cerrar las celebraciones, hubo un ágape al que estaban invitados los familiares y más íntimos del antiguo prelado Civitatense.