Las Arribes al día

Excelente novillada de Rollanejo para despedir las fiestas de Mieza

Pedro Andrés logra las dos únicas orejas de la tarde ante el infortunio de Fabio Jiménez con los aceros, que evitaron que saliera a hombros tras una gran faena al tercero de la tarde

Excelente tarde de toros en Mieza con Fabio Jiménez, Pedro Andrés y novillos de Rollanejo / CORRAL

Excelente novillada de Rollanejo la celebrada este sábado en la localidad de Mieza con motivo de sus fiestas patronales, festejo en el que estaban acartelados los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca, Fabio Jiménez y Pedro Andrés, con erales de la ganadería municipal de  El Cubo de Don Sancho, y que resultó muy entretenida para el público que casi llenó el coso ribereño. Solo la mala fortuna con la espada, de Fabio Jiménez, ensombreció la tarde, porque de haber matado bien hubiera sido una novillada para el recuerdo.

Fabio Jiménez abría plaza con un primero bondadoso que sin ser demasiado claro acabó entregado en la muleta del vallisoletano, especialmente por el pitón derecho, por el que logró algunas series de mérito. En su segundo, tercero de la tarde, tuvo al mejor novillo de Rollanejo, bravo, repetidor y metiendo la cara abajo por ambos pitones, empleándose en cada muletazo. Su calidad la vio Jiménez ya desde el toreo a la verónica. Con la muleta toreó con ambas manos, estuvo a gusto, con un toreo templado y aseado mandando callar la música. Tenía el triunfo en la mano pero la espada lo impidió, por lo que dio la vuelta al ruedo. El novillo era de vuelta al ruedo, aunque el presidente no lo vio.

Pedro Andrés tuvo dos buenos novillos, mejor el segundo, que fue de vuelta al ruedo. En su primero, segundo de la tarde, estuvo bien sin más, con demasiadas prisas. Mató de media muy bien colocada, aunque el de Rollanejo tardó en doblar para la puntilla y le sonó un aviso. A su segundo, cuarto de la tarde, más cuajado que el anterior, el de Vitoria le puso muchas ganas, pero le sobraron nuevamente las prisas y pases, la mayoría sin sentido, se echó en falta una faena templada ante un novillo repetidor y que se iba al torero nada más que le enseñaba la muleta, sorprendiéndole casi siempre. Mató de una estocada casi entera y bien colocada, lo que le valió la segunda oreja que la Presidencia concedió ante la insistencia del público. El presidente, ahora sí, sacó el pañuelo azul.

Excelente novillada de Rollanejo con dos novillos aplaudidos en el arrastre, primero y tercero, y vuelta al ruedo para el que cerraba plaza. Bien al quite Daniel Sánchez ‘El Neme’ en tercero y cuarto.

Ficha del Festejo

Novillada sin picadores
Fabio Jiménez: silencio y vuelta al ruedo.
Pedro Andrés: ovación y dos orejas.
Ganadería: primero y tercero aplaudidos en el arrastre. Vuelta al ruedo para el cuarto.

Plaza: casi lleno, unas 400 personas