Ciudad Rodrigo al día

 

Las obras de la calle Escuelas obligan a cortes puntuales de tráfico en la Avenida de Béjar por los buses

Desde el Ayuntamiento se pide “disculpas” por no haberse hecho las obras en el momento que estaba previsto

El alcalde Marcos Iglesias y el delegado de Obras Ramón Sastre se han acercado a visitar las obras de la calle Escuelas que, como publicamos el pasado martes, han arrancado esta semana, con bastante retraso sobre lo inicialmente previsto (que era a principios de verano). En este sentido, el alcalde Marcos Iglesias manifestó que querían “un poco pedir disculpas, aunque no tenemos culpa; nos habría gustado que fuera en verano, pero por diferentes circunstancias con la empresa se ha retrasado”.

De este modo, el arranque ha acabado por coincidir con el inicio del curso escolar 2021/2022, con lo que las obras van a afectar al ritmo educativo tanto del Colegio San Francisco (que arrancó su actividad este viernes) como del IES Tierra de Ciudad Rodrigo (que lo hará el próximo miércoles 15) en lo que se refiere a las entradas y salidas de los centros, así como al desarrollo de las clases por posibles ruidos y molestias. Según señala Marcos Iglesias, le han dado instrucciones a la empresa adjudicataria para que “cause los menores estragos posibles”, por ejemplo actuando con la maquinaria más ruidosa fuera del horario lectivo.

En lo referente a las entradas y salidas, entran también en juego los buses escolares que llevan y recogen a niños y jóvenes en ambos centros, que solían aparcar en la calle Escuelas. Como alternativa (ya que los buses no pueden ir por la calle Cardenal Tavera ya que a la hora de salir a Conde de Foxá golpearían en el suelo por la diferencia de altura de las vías), se ha decidido que los autobuses aparquen para dejar y recoger a los alumnos en la Avenida de Béjar, en concreto en el carril que arranca en la Glorieta del Árbol Gordo y llega hasta la calle Cardenal Tavera.

Esto provocará a su vez cortes de tráfico en ese tramo en los momentos en que esos autobuses estén aparcados. Por ejemplo, en la mañana del viernes, los cortes se produjeron en torno a las 9.00 y a las 13.00 horas (hora de salida de los colegios durante el mes de septiembre). A partir del jueves, primer día normal de actividad de los institutos (el miércoles será de presentación, con lo cual los horarios de entrada serán diferentes), también serán necesarios los cortes a las 8.30 y a las 14.20 horas. Una vez llegue octubre, el corte de las 13.00 horas se retrasará a las 14.00 horas, al ampliar su horario los colegios.


En la mañana del viernes, estos cortes corrieron a cargo de un agente de la Policía Local que se situó en la Glorieta del Árbol Gordo para evitar que los vehículos fuesen por la Avenida de Béjar mientras estaban aparcados los buses (un monitor acompañó a los alumnos de San Francisco del bus al Colegio y viceversa). Los conductores que tengan que hacer ese trayecto durante las pequeñas franjas en las que permanecerá cortado tienen como alternativa ir por la calle Santa Clara y coger la calle Laguna para salir de nuevo hacia la Avenida de Béjar.

Aunque no es posible precisarlo, el Ayuntamiento considera que como mucho esta situación se prolongará dos meses, tiempo estimado para la realización de las obras de la calle Escuelas, que hay que recordar que no implican el picado completo de la calle, sino que únicamente van a afectar a las aceras, aunque a la calzada se le extenderá una nueva capa de asfalto una vez culmine la intervención, que tiene un coste de 80.184€ (con un 3% de rebaja sobre el precio de salida), financiados por los Fondos de Cooperación de la Junta de Castilla y León.

Dentro de estas obras, se van a meter todas las nuevas canalizaciones necesarias, y se van a renovar las aceras creando un espacio más ancho justo en la entrada principal al Colegio San Francisco, porque como recordó Marcos Iglesias, el objetivo principal de esta intervención es que los accesos al centro educativo queden “de manera adecuada y ordenados”, al igual que ya se ha hecho también este verano en el Colegio Misioneras-Santa Teresa, porque en ambos casos “no estaban en las mejores condiciones”. Como proyecto futuro, el Ayuntamiento está pensando en mejorar la entrada al Colegio El Puente.