Ciudad Rodrigo al día

 

Antonio Risueño presenta su “puzzle humano” de “vidas y recuerdos” del Bolsín Taurino Mirobrigense

El autor resalta que todos los que han pasado por el Bolsín Mirobrigense se sienten “muy agradecidos”

La festiva jornada del miércoles ha deparado en Ciudad Rodrigo la presentación en sociedad de Historias del Bolsín, el libro que ha publicado Antonio Risueño, “el cura taurino”, como lo define en el prólogo Paco Cañamero, quién fue uno de los participantes en el acto de presentación desarrollado a última hora de la mañana en uno de los patios del Palacio de Los Águila. Asimismo, tomaron parte el patriarca del Bolsín, Miguel Cid Cebrián; el escritor taurino Toño Blázquez; el propio autor, y la periodista Silvia García Rojo, que ejerció como conductora de un acto al que asistió la familia del Bolsín Taurino Mirobrigense, numerosos amigos y varios concejales del Ayuntamiento mirobrigense.

El propio Antonio Risueño explicó que Historias del Bolsín es un compendio de “antropología metafísica, lleno de vidas y recuerdos” de aquellos que han participado en el certamen de la institución, señalando que puede que sólo se refleje el testimonio del “2-3%” de los que han pasado por el mismo, pero es “un puzzle humano”, con el cual ha querido dejar plasmadas por escrito “las anécdotas, los recuerdos, que había en el ambiente taurino”, porque si no “todo se puede perder”.

En este sentido, ha recogido y “puesto en valor las palabras de mucha gente, algunos de los cuales han logrado importancia en el mundo del toreo, otros en la vida, y otros han sido buenas personas”. De esos encuentros, resalta que “la gente se siente muy agradecida al Bolsín, a las oportunidades que brinda”; “que no hay nadie que no diga que no se acuerda”, es decir, que el evento “ha dejado un profundo recuerdo” en ellos; y que “ser torero no es algo del pasado” para esas personas, sino que ha notado que el ser humano “siempre necesitará poner su vida en juego”. En definitiva, es un libro “de personas”.


En la misma línea, Toño Blázquez explicó que el libro “refleja lo que le queda a los chavales que participan en el Bolsín”, asegurando que “recuerdan con un cariño extraordinario su paso”. Toño Blázquez tiene en su currículum el haber escrito en 1993 (justo en la época en la que fallecieron algunos de los fundadores de la institución) el primer –y casi único hasta ahora- libro sobre el Bolsín Taurino Mirobrigense, apuntando que “lo que me ha parecido siempre extraño es que no haya más libros” sobre la entidad.

El patriarca Miguel Cid Cebrián espera que “no sea el último libro” sobre el Bolsín esta publicación de Antonio Risueño que “enriquece la dilatada historia del Bolsín”. Desde su punto de vista, uno de los valores del volumen es que “se contrasta la época del primer Bolsín y la actual; contrastando la época de entonces y la de ahora, que no tienen nada que ver”, en el ámbito general, así como en el propio Bolsín Mirobrigense: “nosotros también hemos cambiado”.

Durante el acto de presentación, se recordó en varios momentos al recientemente fallecido Pedrés, de quién Miguel Cid Cebrián dijo que había sido “gran persona y torero, ayudando mucho al Bolsín” (por ejemplo poniendo la Plaza de Toros de Santa Cruz a disposición de la institución). También le evocaron Antonio Risueño, quién pidió una ovación de recuerdo, y Paco Cañamero, quién le mencionó junto a Gregorio Sánchez y Juan José como uno de los grandes “personajes que han ayudado a construir la gran historia del Bolsín”, que Antonio Risueño “ha sabido hurgar, hilvanar”, concluyendo que “muchos pocos han ayudado a construir esta gran obra”.