Está Montes, está Rayco… pero también está Dani Mori

El periodista Carlos Cuervo da su opinión sobre el empate entre Unionistas y la Cultural Leonesa en un partido con bastante aforo en el Reina Sofía

Pablo Espina desata su rabia en el 1-0 / Lydia González

Unionistas no pierde el fuelle. Si hace poco más de una semana lograba tres puntos de mucho mérito en un complicado campo como A Malata frente al Racing de Ferrol (0-1), la historia poco cambió en el Reina Sofía ante la Cultural Leonesa (2-2). Es cierto que el resultado no fue el mismo, pero es para estar muy contentos en el club. Sin duda. 

El partido empezó con mucha intensidad y emoción. No me habría gustado ser de ese tipo de gente que siempre se pierde los primeros minutos. Ni de broma. Y Espina demostró que puede meter goles en el equipo charro si la suerte le acompaña y tiene oportunidades. Hoy, gol de killer: aprovechó el fallo de Galas y fusiló a Sotres. 


Pero lo de después fue una obra de arte. Una joya. El golazo de Aarón en Salamanca va a ser uno de esos que salen en los tops de mejores ‘chicharros’ de la temporada. ¿Cantada de Salva de la Cruz? No lo creo, está adelantado como otras mil veces y al rival le sale la genialidad de su carrera. Se le aplaude y poco más. 

El segundo tanto de los del Reino de León sí que me parece grave. Borja Herrera pierde totalmente la marca de Rodri Suárez y pum. Toca pulir despistes. Y después está Rayco (o Montes), pero más aún: está Dani Mori. Los cuatros puntos son suyos con los cambios que hizo en los dos encuentros. ¡Vaya arranque! Nada mal para uno de los ‘pequeños’.