La Junta modificará la ley para que los afectados por incendios puedan acceder a ayudas

El consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, afirma que se podría modificar la Ley de Montes
Javier Iglesias y Jesús Julio Carnero en la celebración del Consejo Agrario - Vanesa Martins

La feria Salamaq 21 ha acogido esta mañana una nueva reunión del Consejo Agrario de Castilla y León. En la reunión han estado presentes Javier Iglesias, presidente de la Diputación de Salamanca y el consejero de Agricultura y Ganadería  Jesús Julio Carnero.

Iglesias señaló que "Es un placer comenzar el año agrario en Salamanca un año más y en esta ocasión con presencia del consejero. Este año era especial para nosotros, estamos haciendo Salamaq con mucha ilusión, con muchas ganas. Ha llegado aquí la mejor versión del político que sigue los intereses del mundo agrario de Castilla y León", indicó el presidente. "Salamaq se está convirtiendo en el baluarte de los agricultores y ganaderos de Salamanca y de Castilla y León. Queremos mandar un mensaje de esperanza, que esta feria va a ser viva y coleando y va a servir de ayuda al sector. Salamanca no sería lo que es sin el sector primario".

Por su parte, el consejero de Agricultura y Ganadería se mostró muy contento por seguir trabajando en el sector. "Quiero dar las gracias al presidente de la Diputación de que podamos hacer una nueva edición del Consejo Agrario aquí, donde se puede palpar la ganadería. El año pasado celebramos esta reunión en estas instalaciones totalmente vacías. Un año de penuria, de total tristeza para nosotros. Este Consejo ha tenido como idea central lo que está aconteciendo con la PAC. Todos ratificamos las palabras de Alfonso Fernández Mañueco sobre el estado de la negociación. Defendemos al agricultor y al ganadero no porque haya muchos en esta región, sino porque es el que nos permite pensar que este sector es el futuro de la región. Se ha hablado de muchos temas como los ecoesquemas, hemos criticado los criterios de regresividad, y estamos en plena negociación. Espero que el Ministerio reconozca los intereses que tenemos en Castilla y León para conseguir una PAC más favorable para el sector.

Por otro lado, Carnero señaló dos puntos importantes de la reunión de trabajo: "Un paso adelante que se ha dado hoy es el inicio de la tramitación de la Orden de Cebaderos. Acción muy importante que se ha trabajado en el grupo de Ganadería y es uno de los acuerdos a los que nos comprometimos desde el gobierno regional. También se han tratado las acciones a tomar respecto a las consecuencias del gran incendio de Navalacruz, permitiendo a los ganaderos afectados acceder a recursos como los de la PAC, por ello se valora la modificación de la Ley de Montes para incluir a profesionales afectados por incendios no intencionados".

En cuanto a la PAC Carnero ha indicaod que debe de estar protagonizada a través de la figura del agricultor activo: “desde la Junta defendemos esta figura de la mano de las organizaciones profesionales agrarias, las cooperativas y los grupos políticos, frente a una aplicación que no se está viendo en la fase final de la negociación”. Y ha enfatizado que “queremos una agricultura profesional de agricultores profesionales no solo por el presente del sector, sino por el futuro y por la incorporación de jóvenes, porque esa es la mejor manera de garantizarles el acceso, con certidumbre y con las líneas marcadas de hacia donde tienen que ir”.


Castilla y León defiende un ‘ecoesquema único’

El consejero ha manifestado que “el éxito de la aplicación de los ecoesquemas en la nueva PAC estará en los principios de simplificación, universalidad y de ser atractivos, que incorporen un pago incentivador, para atraer a los agricultores a este tipo de prácticas, acompañado de pagos compensatorios”.

Ese es el modelo que la Junta de Castilla y León ya presentó al Ministerio en mayo, y que permitiría que cualquier agricultor de España se acogiera a estas prácticas. Es el denominado ‘ecoesquema único’ a partir del cual encajen los distintos tipos de agricultura que hay en España. Además desde la Consejería se defiende que estas prácticas se apliquen con prudencia, con moderación y de forma progresiva.

Las ayudas asociadas

Respecto a las ayudas asociadas la Junta apuesta por mantener, y si es posible aumentar, las ayudas asociadas actuales, especialmente las ganaderas, incluyendo a la ganadería de lidia, y la de los sectores de la remolacha y cultivos proteicos. Y se pretende también que se ponga en marcha un Programa Sectorial Nacional para el ovino-caprino para mejorar la competitividad y la comercialización de un producto tan característico de la agricultura mediterránea europea.

Pago redistributivo

En este apartado, Jesús Julio Carnero, ha explicado que, “si consideramos que la PAC tiene que cuidar a los agricultores y ganaderos profesionales, este nuevo pago redistributivo, como complemento de la ayuda básica a la renta, tiene que identificarse con ellos e ir dirigido al agricultor activo”.

Orden de cebaderos

En el Consejo Agrario Regional se ha analizado también el proyecto de Orden que establece las bases reguladoras para la concesión de subvenciones destinadas a la construcción o ampliación de cebaderos, con el objetivo de facilitar la comercialización de animales nacidos en explotaciones ganaderas ubicadas en el territorio de la Comunidad Autónoma.

La norma, que atiende a las consideraciones establecidas en la legislación europea y nacional, contiene que a estas ayudas podrán acceder los titulares de explotaciones ganaderas, cooperativas, asociaciones u organizaciones de productores que estén interesados en construir o ampliar cebaderos y en adaptar instalaciones preexistentes para cebaderos. Se fomenta de ese modo el estatus sanitario de la cabaña ganadera minimizando el riesgo de trasmisión de enfermedades entre ganaderías y fauna silvestre.

La cuantía individualizada a percibir será como máximo del 40% de la inversión subvencionable y el importe máximo de la subvención por beneficiario no superará los 300.000 euros. En este sentido, el consejero ha detallado que “la concesión de estas subvenciones se realizará en régimen de concurrencia competitiva, es decir, se otorgarán a aquellos solicitantes que cumpliendo los requisitos exigidos, hayan obtenido un orden preferente como resultado de comparar las solicitudes presentadas aplicando los criterios previstos tanto para el ganado bovino, como para el ganado ovino y caprino”.