Ciudad Rodrigo al día

 

Si el Carnaval del Toro 2022 no se celebra en febrero podrá recuperarse en otro momento del año

Será en diciembre cuando se decida si puede ser en sus fechas originales, y en caso negativo, podría celebrarse más adelante si la situación va a mejor

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo celebró a última hora de la tarde del jueves una sesión Ordinaria de Pleno que, como viene ocurriendo últimamente, fue ciertamente breve, de apenas 40 minutos de duración, algo en lo que tuvo que ver su escaso contenido: no hubo mociones, apenas dos puntos de trámite especificados en el Orden del Día, y sólo 6 preguntas en la ronda final de ruegos y preguntas por parte de la oposición. Sin embargo, una de esas preguntas, por parte del concejal socialista Jorge Labajo, dejó un gran titular en la respuesta del alcalde Marcos Iglesias: el Carnaval del Toro 2022 podrá celebrarse en cualquier momento del año que viene.

En concreto, Jorge Labajo preguntó qué previsión tenía en estos momentos el Equipo de Gobierno sobre la celebración del evento, asumiendo la cuestión, al no estar constituida todavía la Comisión encargada de preparar el Carnaval -y por ende no haber máximo responsable del mismo-, el alcalde Marcos Iglesias, quién señaló que todo dependerá de la propia evolución de la pandemia y de la normativa sanitaria vigente: “habrá que esperar, Dios dirá”. Por el momento, los concejales encargados de las distintas parcelas del mismo ya están mirando algunas cuestiones, y será “avanzado diciembre” cuándo se tomará una decisión.

La sorpresa llegó al explicar, ampliando su respuesta, que el Equipo de Gobierno ha decidido que en el Presupuesto Municipal para 2022 que ya se está preparando aparezca consignado el Carnaval (cuya partida suele rondar los 300.000€). Eso dará pie, tal y como confirmó expresamente el alcalde al acabar el Pleno que, si el evento no se puede celebrar en las fechas originalmente programadas -del 25 de febrero al 1 de marzo- porque la situación de la pandemia todavía lo impide, pueda desarrollarse en cualquier otro momento del año que viene si la situación mejora en los meses siguientes.

En este escenario de que el Carnaval no tenga lugar en sus fechas habituales, el ‘tiempo límite’ para tomar una decisión sobre su celebración sería a mediados del año que viene (es decir, si en junio-julio de 2022 se ve que el panorama no mejora, se cancelaría definitivamente -ya que su preparación siempre requiere de varios meses de margen-, yendo a parar el dinero presupuestado para el evento a otras cuestiones). Al hilo de su pregunta, Jorge Labajo reflexionó que, si el Carnaval del Toro tal y como se conoce no puede celebrarse, el Ayuntamiento piense en “una alternativa” que sí sea posible por todo lo que supone económicamente para Ciudad Rodrigo.

En torno a eventos festivos y la pandemia, Carlos Fernández Chanca preguntó si no es “inoportuno e imprudente” el lanzamiento de fuegos artificiales programado para la semana que viene vistos los datos de incidencia acumulada que hay en estos momentos en Miróbriga y comarca, y que es previsible que se generen aglomeraciones. El concejal de Festejos, Víctor Gómez, contestó que sí lo ven oportuno, explicando que la Junta de Castilla y León ha emitido un informe técnico dando el ‘visto bueno’ al lanzamiento, a partir del protocolo planteado desde el Ayuntamiento mirobrigense.

Temas de calles

Lo que debería estar en marcha durante estas semanas, pero no ha llegado a comenzar, es la reforma de la calle Escuelas, interesándose por ello Begoña Moro, quién recibió como respuesta por parte de Beatriz Jorge Carpio que la empresa adjudicataria de las obras se estaba ocupando de otras dos calles, que aún no se han dado por terminadas por algunas deficiencias, y hasta que no se solventen las mismas, no se empezará con la calle Escuelas. Según apuntó la delegada de Urbanismo, los técnicos están “encima” a ver qué se hace, lamentando que por cuestiones “sobrevenidas” no se hayan podido ejecutar en el tiempo previsto, que era durante las vacaciones escolares. Al respecto, Begoña Moro dijo que “no sé si es conveniente” empezar las obras con los escolares yendo a clase.


Por otro lado, Carmen Lorenzo se interesó por los criterios que se están siguiendo para la colocación de reductores de velocidad, explicando Laura Vicente que se atiende a cuestiones técnicas, a peticiones vecinales, o a la peligrosidad de las vías, a partir de lo que señala la Policía Local. Tras ello, Carmen Lorenzo preguntó por el caso de la calle Laguna, para la que ha sido demandada alguna medida (el PSOE ha propuesto incluso elevar los pasos de peatones que salen del Parque de La Glorieta), pero no se ha hecho nada a diferencia de otras vías cercanas. La delegada de Policía Local amplió su respuesta diciendo que “se va haciendo lo que se va pudiendo”, dejando la puerta abierta a que también se intervenga en ellas.

Dentro de este ámbito, volvió a salir a escena por tercer Pleno consecutivo la ampliación de alumbrado que se ha hecho en la carretera de Conejera, que para Joaquín Pellicer es “absolutamente ilegal”, volviendo a exigir que se le entregue la documentación oportuna de la intervención. Tras haberle dado ‘largas’ en los anteriores plenos, Marcos Iglesias acabó por decir en el Pleno de la tarde del jueves que no hay expediente administrativo como tal, sino que “de buena fe” se hizo una mera prolongación de las farolas ya existentes. En todo caso, el alcalde dijo que al haber puesto Joaquín Pellicer las dudas sobre la situación, han decidido retirar las farolas por el momento de ese lugar (y recolocarlas en otro sitio).

Sin cuestionar la “buena intención”, Joaquín Pellicer se preguntó si el mero hecho de que ya hubiera unas farolas era suficiente para poner otras sin más (recordó aquello de “si alguien se tira a un pozo...”). En cualquier caso, su principal motivo de asombro es que el coste de colocación de estas farolas lo hayan asumido las arcas municipales, y no los propios vecinos, como corresponde a las denominadas unidades de actuación que se van desarrollando en cualquier lugar de la ciudad.

Varios temas de trámite

La restante pregunta del turno final fue una de Juan Tomás Muñoz sobre si ha llegado al Ayuntamiento un informe de seguridad cibernética del Consejo de Cuentas de Castilla y León, explicando Marcos Iglesias que efectivamente lo han recibido y que recoge algunas deficiencias y posibles mejoras en la materia en el Ayuntamiento mirobrigense, pero que en todo caso el presidente del Consejo le había llamado para felicitarle porque, dentro de lo que cabe, el Consistorio estaba haciendo las cosas bien.

En lo que respecta a los puntos específicos del Orden del Día, se aprobó la adhesión al nuevo convenio suscrito entre la Agencia Estatal de Administración Tributaria y la Federación Española de Municipios y Provincias en materia de Suministro de Información de carácter tributario a las Entidades Locales. Y por otro lado, se aprobaron varios cambios que se han introducido (casi todos ellos cosas muy simples, como cambiar ‘socios’ por ‘miembros’) en el texto de constitución de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial de la Eurociudade ‘Puerta de Europa’.