Ciudad Rodrigo al día

 

Malestar en el Ayuntamiento de Agallas tras retirar la Junta el convenio para el vehículo de “acción rápida” contra incendios

Se trata de un antiguo camión bomba que actúa en los conatos de incendio hasta que llegan los retenes  de extinción evitando muchas veces que el fuego pueda subir de nivel

Vehículo con bomba de agua que se utiliza en los conatos de incendio

Durante la época estival el riesgo de incendios aumenta considerablemente en los montes de toda la geografía española, localidades como Agallas, ubicada en la Sierra de Gata en una zona muy propensa a ser pasto de las llamas, ve esa amenaza más real al haber vivido momentos de auténtico pánico cuando el fuego ha amenazado a la población en ocasiones anteriores.

Hasta el año pasado, la Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Medio Ambiente, tenía un convenio de colaboración en la que se dotaba un camión bomba para actuaciones rápidas tanto para esta localidad como para las adyacentes cuando un fuego comenzaba en las inmediaciones del pueblo o una zona de monte cercana.

Este vehículo de “pronto auxilio”, ha evitado la propagación de fuegos importantes actuando en un primer momento hasta que ha llegado el apoyo de los retenes contra incendios.

“Si detectamos humo en la sierra, en diez o a lo máximo veinte minutos el camión bomba está en el foco del pequeño fuego, pero si esperamos a que lleguen los retenes antincendios, pueden tardar dos horas desde que le seles llama hasta que llegan hasta al foco de las llamas, muchas veces con unas consecuencias ya muy graves” apunta Urbano Chamorro, alcalde de la localidad de Agallas.

El primer edil ha mostrado su desconformidad con la Junta de Castilla y León al prescindir de la subvención de 10.000 euros para solventar los gastos de personal y del propio vehículo que lleva aportando durante los últimos 20 años al alegar la Junta, según indica el alcalde alegando que es un vehículo muy antiguo y de poca seguridad.


Según Urbano Chamorro, este vehículo pasa la revisión  ITV dos veces al año sin ningún problema, pues son vehículos que pasa el tiempo por ellos pero nos son “castigados” como un camión que está en la carretera trasportando mercancías durante su vida útil. Es un camión que se compró en Alemania hace al menos 30 años, pero que sirve perfectamente para estas labores.

Para continuar con este “servicio exprés” antincendios, el propio consistorio ha asumido el gasto que produce que el camión esté activo, un gasto que para un Ayuntamiento de 136 habitantes como el de Agallas hace un gran agujero en sus arcas de caudales.

Urbano Chamorro ha propuesto que la  Junta aporte otro vehículo más moderno si el problema es por la antigüedad del actual, pero “que no se eliminen servicios a los pueblos”, sobre todo uno de estas características tan eficaces como la de extinción de incendios.

Este tipo de vehículos de “acción rápida” existen en numerosos pueblos que por su lejanía a los puntos donde están las bases de retenes contra incendios actúan de forma más rápida en los primeros momentos de lo que se puede generar en un gran incendio forestal. No solo actúa en fuegos forestales, sino en fuegos en casas hasta que llegan bomberos profesionales, o para regar árboles de reciente plantación y jardines. Además de proporcionar el mismo servicio a pueblos vecinos sirviendo también de apoyo a las cuadrillas y camiones de incendios de la Junta cuando los fuegos van ascendiendo de nivel.