Ciudad Rodrigo al día

 

La AECC y la Asociación de Diabetes tienen que abandonar el antiguo Centro de Salud ante su desafectación

El aguaducho del Parque de La Florida ha quedado finalmente desierto al descubrirse que no puede servir comestibles

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo celebró en la tarde del martes una nueva sesión ordinaria de Pleno que, sin mociones ni grandes temas en el Orden del Día, acabó por ser relativamente corta, de apenas 1h.06’ de duración. En lo que respecta a los temas que venían especificados en ese Orden del Día, el único que tuvo un pequeño debate fue el de la modificación de créditos número 2 del Presupuesto de 2021 que se dio a conocer el pasado viernes, y que fue finalmente aprobada con los votos a favor del PP, y la abstención de PSOE, Ciudadanos e Izquierda Unida-Ciudad Rodrigo en Común.

En lo que respecta a esas abstenciones, Joaquín Pellicer, de Ciudadanos, justificó la suya en que “son las cuentas del Equipo de Gobierno del PP para llevar a cabo sus proyectos, y algunos los compartimos y otros no”. Por parte del PSOE, Juan Tomás Muñoz dijo que “no vamos a ir más allá” de la abstención tras haber preguntado por varios asuntos en los que consideran que ha habido una “falta de previsión” que ahora se solventa con la modificación. Por un lado, sobre el aumento de la partida para los parques infantiles, Marcos Iglesias le contestó que “la falta de mantenimiento sale a la luz y hay que abordar la reforma”; y por otro lado, sobre el aumento de la partida para la calefacción de los colegios tras haber “presumido de ahorro” (al hacer una compra grande de gasóleo) según Juan Tomás Muñoz, el alcalde replicó que “se ve necesario para el otoño-invierno”.

Por su parte, el portavoz de IU-CR en Común, Domingo Benito, dijo que “en general” estaban de acuerdo “con la mayoría de los proyectos” de la modificación, pero que hay cuestiones que le llaman la atención, como que no se hayan incorporado cuestiones de gasto social, pero sí gastos corrientes como por ejemplo en torno al Carnaval, mencionando Marcos Iglesias que es necesario para poder ir preparando cuestiones del Carnaval 2022 (“enseguida se generan gastos”). Domingo Benito también habló del nuevo incremento de la obra de techado de las pistas de pádel: “está acabando por ser una inversión voluminosa”, contestando Marcos Iglesias que es “una instalación deportiva de las más utilizadas”, además de recordar que se ha incrementado el precio de algunos materiales.

En lo que respecta a los otros temas del Orden del Día, se aprobaron por asentimiento la Cuenta General del ejercicio 2020, el informe-resumen anual del control interno, la justificación de las subvenciones concedidas a los grupos políticos municipales durante el año 2020, y los precios de las entradas para la novillada sin picadores que habrá el 8 de agosto. Asimismo se aprobó por unanimidad (con la ausencia en ese punto de Domingo Benito por conflicto de intereses) el informe de los técnicos municipales que rechaza la solicitud de bonificación del Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras que había solicitado Astróbriga, porque “la obra no tiene encaje en los supuestos de bonificación”.

Respecto al turno de ruegos y preguntas, el planteamiento de las mismas parecía que iba a deparar varios ‘titulares’, pero finalmente las respuestas no dieron tanto juego. Lo más interesante fue lo relativo al antiguo Centro de Salud, por el que se interesó la concejal socialista Carmen Lorenzo, exponiendo que se ha comunicado a las dos asociaciones que tienen su sede en el mismo, la Asociación Española Contra el Cáncer y la Asociación Mirobrigense de Diabetes, que deben abandonarlo.

Marcos Iglesias explicó que efectivamente ya está en trámite la desafectación del uso sanitario del edificio, aunque todavía no se ha dado el paso principal, que es la entrega del edificio por parte de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS). La cuestión es que esta devolución debe realizarse con el edificio “en condiciones óptimas” y ahora no lo está (hay falsos techos desprendidos, por ejemplo), como explicó el alcalde, por lo que la Junta debería hacer alguna inversión para dejarlo en las mismas condiciones que lo recibió, y ya en ese momento, devolverlo a la TGSS. A partir de ahí, se abre la posibilidad de que el edificio acabe en manos del Ayuntamiento, anunciando Marcos Iglesias que ya ha tenido algunas “conversaciones iniciales” en las que ha expuesto que en caso de recibirlo, sería de forma gratuita.

Esta desafectación del Centro de Salud tiene como parte “negativa” que la AECC y la Asociación Mirobrigense de Diabetes “tienen que reubicarse”. Ambas han solicitado un espacio al Ayuntamiento, que de momento les va a ceder la antigua Oficina de Turismo de la Puerta de Amayuelas, hoy en desuso. Asimismo, Marcos Iglesias se mostró favorable a cederle un espacio a la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Ciudad Rodrigo (ARCIU), ya que también tienen que abandonar su sede, según reveló Begoña Moro.

Como opción posterior, se baraja que alguna de esas asociaciones pueda instalarse en la caseta de madera que funcionó como Centro Receptor de Visitantes, según explicó la delegada de Turismo, Beatriz Jorge Carpio, cuando contestó a la pregunta de Soraya Mangas sobre qué pasaba con este espacio sobre el que tanto insistió el PP cuando estaba en la oposición en la anterior legislatura y que ahora parece que ha quedado ‘olvidado’. En este sentido, la edil de Ciudadanos recordó que el PP denunció en la anterior legislatura que el CRV se cerraba “por cabezonería del tripartito”, y que en el inicio de ésta, cuando el PP lo reabrió en 2019, lo hizo por todo lo alto subrayando el alcalde que iba a ser la única Oficina de Turismo “porque era el mejor sitio”, alabando asimismo que podía servir para usos múltiples ya que contaba con una sala polivalente.


Sin embargo, en 2020, el CRV se cerró porque se decidió trasladar la Oficina de Turismo al Palacio de los Águila, un espacio “menos accesible” para los turistas desde el punto de vista de Soraya Mangas. Según Beatriz Jorge Carpio, se dijo lo que se dijo en 2019 porque “era el mejor sitio en ese momento; pero las cosas cambiaron, porque pudimos disponer de un nuevo espacio, más céntrico y polivalente”. En todo caso, Soraya Mangas cree que se ve la “demagogia” del PP en torno a este espacio, al que “se está dejando morir”, recordando que los populares también estuvieron muy preocupados en la anterior legislatura por su aspecto exterior, y que en esta, después de darle una capa de barniz en 2019, no se ha vuelto a hacer nada. Beatriz Jorge Carpio apuntó que está previsto volverlo a hacer si es necesario, y que ahora está funcionando como almacén de una serie de muebles que le han cedido al Ayuntamiento.

Soraya Mangas también preguntó, al igual que Begoña Moro, sobre qué va a pasar con los eventos programados por el Ayuntamiento tras las nuevas medidas de restricción contra el coronavirus aprobadas por la Junta. La delegada de Policía Local, Laura Vicente, indicó que, “de momento, sigue todo lo que se ha presentado”, pero quizá algo pueda caer “por la volatilidad de las circunstancias; el escenario es muy cambiante”. Respecto a los fuegos artificiales, el evento más masivo de todos los programados, Laura Vicente recordó que en última instancia es la Junta quién deberá darles el visto bueno. En otro orden de cosas, Laura Vicente sí expuso que se van a reforzar los controles de los espacios públicos por parte de la Policía Local para evitar botellones.

Sí que hubo más novedades en torno al aguaducho del Parque de La Florida, que aunque se llegó a adjudicar, finalmente ha quedado desierto, según puso sobre la mesa Domingo Benito, corroborando el alcalde Marcos Iglesias que, una vez adjudicado se descubrió que el Plan General de Ordenación Urbana prohíbe la venta de comestibles (no así de bebidas) en los parques, por lo que tanto el adjudicatario como las otras personas que habían presentado oferta han renunciado al mismo. Considerando “sorprendente” que no se descubriese hasta una vez adjudicado (Domingo Benito se preguntó “si los técnicos habían visto” los pliegos antes de publicarse), Marcos Iglesias contestó que fue “una apreciación sobrevenida” tras no darse cuenta inicialmente. Sobre la posibilidad de volver a sacarlo a licitación, el alcalde expresó que “se puede volver a hacer, pero no sabemos si será atractivo”.

En otro orden de cosas, Juan Tomás Muñoz preguntó sobre los pasos que se están dando para la Declaración del coso carnavalero como Bien de Interés Cultural Inmaterial después de que el consejero de Cultura dijese recientemente en las Cortes que no había habido movimientos. Marcos Iglesias contestó que expuso la reivindicación en una reunión en la Consejería de Cultura en diciembre de 2019, y que hace poco había vuelto a enviar una carta insistiendo con el tema además de comentárselo al consejero en persona en la reciente presentación de la Feria de Teatro, estando ahora a la espera.

Por otro lado, Juan Tomás Muñoz se interesó por cómo ha quedado la iluminación de la calle San Juan, exponiendo que hay vecinos que se quejan de tantas luces y sombras (“dicen que parece una procesión de capirotes”), preguntando asimismo por qué no se siguió el Plan Director al respecto. Marcos Iglesias contestó que ese Plan Director “se seguirá o no en función de la utilidad”, y que en este caso, planteaba que la Iglesia de San Agustín quedase con una iluminación inferior al resto de la calle. Además, dijo que sí estaban satisfechos por cómo había quedado (“se mejora la iluminación ornamental y la de la propia calle”), desvelando sin embargo Juan Tomás Muñoz que un miembro del Equipo de Gobierno le había comentado en conversaciones privadas que no lo estaba.

Por último, Joaquín Pellicer dejó como ruego que se desbrocen varias zonas de la Peña del Sastre (al estar repletas de hierba seca) al igual que se ha hecho con otros puntos, explicando José Manuel Jerez que ese desbroce ya ha comenzado, y que se espera que esté culminado esta semana. Además, Joaquín Pellicer recibió de Beatriz Jorge Carpio la contestación de la pregunta que quedó pendiente del Pleno anterior sobre la nueva iluminación en Conejera. En este sentido, Beatriz Jorge Carpio dio lectura a un informe técnico y manifestó que “se ha primado el interés público” al extender el número de farolas en una zona que ya tenía alumbrado. A Joaquín Pellicer no le dejó satisfecho la explicación: “no hay claridad; no nos parece normal que el informe técnico no lo firme nadie y venga sin fecha, y es una interpretación sui generis del Reglamento Urbanístico de Castilla y León”, por lo que “vamos a pedir el expediente completo de la obra y el informe jurídico de la legalidad”.