Ciudad Rodrigo al día

 

Los X Premios Rosa Mª García recaen en KunArte, Jesús Pastor y el Festival de Títeres de Las Merindades

Los Premios se entregarán en el marco de la Feria de Teatro de Castilla y León 2021 que se celebrará del 24 al 28 de agosto

El jurado de los Premios Rosa María García Cano que entrega cada año la Asociación Cultural Civitas Animación Teatral para recordar a la que fuera directora de la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo, al mismo tiempo que se premia a profesionales e iniciativas de diferentes ámbitos de las Artes Escénicas, se reunió el domingo en el Centro Multifuncional y Teatro León Felipe de Sequeros para escoger a los ganadores de la 10ª edición de los Premios entre todas las candidaturas recibidas.

En la modalidad de Mejor Iniciativa de programas educativos y de promoción de las Artes Escénicas para la infancia y juventud, el galardón ha recaído en el proyecto KunArte: Centro de Innovación Artística y Primaria Infancia de Vitoria, que está destinado a la ciudadanía más pequeña (de 0 a 6 años) y a los adultos que les acompañan (artistas, familias, profesorado, investigadores, políticos y medios de comunicación), con tres pilares: la programación escénica para la primera infancia, la formación de profesionales en un sentido transversal e interdisciplinar desarrollando diferentes proyectos de formación, y la promoción de residencias artísticas para estimular la reflexión, la experimentación y la creación.

El jurado ha destacado de KunArte -que es una iniciativa de la compañía alavesa Teatro Paraíso (con 40 años de trayectoria)- la firme apuesta de los responsables “por la investigación y la innovación, con un compromiso innegable por la creación artística para la primera infancia desde una perspectiva contemporánea”. Asimismo se resalta su “visión holística”, ya que se aborda la creación para esa primera infancia “de forma multidisciplinar e interdisciplinar”.

Por otro lado, el Premio a la Gestión Cultural vinculada a las Artes Escénicas (Promoción, visibilidad y fomento de la cultura escénica) ha recaído en el vallisoletano Jesús Pastor Martínez, técnico de gestión cultural de la Diputación Provincial de Valladolid, que ha sido clave en la creación, desarrollo y consolidación en su provincia del programa de Circuitos Escénicos de Castilla y León, que recogió el testigo de la Red Provincial de Teatros de Valladolid que él ayudó a crear en 1996. Asimismo, ha sido promotor y coordinador de la Muestra Provincial de Teatro de Valladolid desde su creación hace 37 años, y responsable de programas de apoyo a compañías como Encendiendo candilejas.


A la hora de concederle el premio, el jurado ha valorado su “preocupación por mejorar las condiciones culturales de la provincia de Valladolid desde las Artes Escénicas, y de forma singular, la promoción de la creación artística vallisoletana, tanto profesional como amateur”. Asimismo, se destaca la gran cantidad de apoyos de su candidatura, “lo que revela que Jesús Pastor es un profesional admirado y querido por sus compañeros de profesión”, que destacan su cualidad profesional y también “su calidad humana y el generoso trabajo que realiza, llevando su vocación y amor a las artes escénicas más allá de su profesión”. Por último, se incide en que ha contribuido a “dinamizar las artes escénicas en los núcleos rurales vallisoletanos de manera decisiva”.

Por último, el Premio a Iniciativas y Programas de Artes Escénicas ligadas al medio rural (en poblaciones de menos de 10.000 habitantes) ha recaído en el Festival de Títeres de Las Merindades de Burgos, cuya 10ª edición se desarrollará del 4 al 7 de agosto en 13 pueblos de la comarca de Las Merindades, que cuenta con 25.000 habitantes, lo que ayuda a dinamizar la vida cultural de la población, a generar sentimiento de comunidad, y a promocionar el territorio como destino de turismo cultural, natural y rural.

El Festival, que acumula 199 representaciones de 52 compañías con casi 40.000 espectadores, está promovido y organizado por la compañía Alauda Teatro (especializada en el teatro de títeres y afincada en el pueblo de Salazar desde el año 1992) y la Asociación Cultural Betelguese.

En su fallo, el jurado destaca el empeño de los promotores de este Festival en “llevar la cultura escénica de calidad a pequeños pueblos de Las Merindades de Castilla, alejados de los grandes núcleos de población, velando por promocionar la cultura desde el teatro de títeres en un territorio acuciado por la despoblación y el olvido institucional”. Asimismo, se remarca “el compromiso por dinamizar la población rural y por difundir el teatro de títeres, marionetas, objetos y formas animadas, peleando año tras año por conseguir, con pocos recursos, un festival de calidad, necesario para todo un territorio”.