Las Arribes al día

Los padres del CRA Río Yeltes se oponen en Villavieja a perder una unidad escolar

En estas unidades convergen alumnos de Infantil y Primaria de varias edades y cursos distintos, lo que dificulta su enseñanza, produciéndose una situación de desigualdad en el derecho a la educación

Si la Dirección Provincial de Educación persiste en su idea, un aula más quedará vacía

Padres y madres del CRA Río Yeltes, de Villavieja, se oponen a la pérdida de una de las tres unidades escolares de las que hasta ahora ha tenido este centro escolar, como ya les han anticipado desde la Dirección Provincial de Educación.

El ratio de 25 alumnos por unidad escolar es para padres y madres demasiado amplio “si de verdad quieren luchar contra la despoblación, como se les llena la boca a los políticos cuando hablan del mayor problema de los pueblos”, pues entienden que la reducción de servicios en el mundo rural es una de las causas de su despoblación, sin embargo “la solución al problema se queda solo en bonitas palabras”, añaden.

Las madres y padres del CRA Río Yeltes en Villavieja “no queremos aulas abiertas para tres niños”, y recuerdan que incluso el curso pasado, con 26 alumnos, dos más que los previstos el próximo, “se mantuvieron las tres unidades, pero este año debido a los gastos de la pandemia quieren recortar y dejarnos con dos unidades”.

Padres y madres reconocen que el problema de pasar de tres a dos unidades no estriba especialmente en el número de alumnos, pues son conscientes de que no es excesivo en ningún caso. Su reivindicación la argumentan, principalmente, en que en cada unidad convergen niños de edades y cursos distintos, lo que dificulta su enseñanza, además de que “varios de ellos requieren atención especial, por lo que los profesores tienen una dificultad añadida cada día”, añaden. A este respecto, aseguran que a una de las aulas asistirían niños de 3º a 6º de Primaria, lo cual dificultaría mucho el trabajo a los profesores.

Además, la pérdida de una unidad didáctica comportaría al mismo tiempo la pérdida de un profesor, pues aunque la eliminación de un aula llevaría consigo también la eliminación de dos profesores, desde la Dirección Provincial de Educación “nos han asegurado que tendríamos un profesor más de los asignados habitualmente a dos unidades escolares”. Pero esta propuesta la consideran insuficiente, por lo que aseguran que lucharán hasta donde puedan porque se mantengan tres aulas abiertas en Villavieja.

Las madres y padres opinan que sus hijos se encuentran en desventaja frente a los que residen en la ciudad, lo que suele ser una causa más del abandono de los pueblos, pues el aprendizaje de sus hijos se produce bajo unas condiciones de mayor dificultad respecto al que tienen los escolares de centros urbanos. Por ello, consideran que para contrarrestar ese déficit en la impartición de la enseñanza en el mundo rural, respecto al urbano, es necesaria una educación sin ratios y en la que nos niños tengan las mayores facilidades para completar su escolarización bajo un sistema educativo de calidad e igualdad respecto a los alumnos que residen en la ciudad.