María, ‘la Princesa Guerrera Futbolera’ que es el orgullo de Salamanca por su lucha y valentía

La pequeña niña charra, de 9 años de edad, sufre un sarcoma de Ewing, tiene el fútbol por pasión y es el mejor ejemplo de sacrificio sin perder la sonrisa

M4RIA con varias de sus camisetas/ Lydia González

En la vida hay historias de superación que todos conocemos y son dignas de elogio y admiración, pero la de María Caamaño Muñéz, más conocida como ‘la Princesa Guerrera Futbolera’, destaca por encima de todas. La pequeña niña charra, de 9 años de edad recién cumplidos hace escasos días, sufre un sarcoma de Ewing, tiene el fútbol por pasión y es el mejor ejemplo de sacrificio sin perder la sonrisa tras mucho tiempo de superar numerosas adversidades de la mano de su familia.

Para ello, María, su madre y con la que comparte un bonito nombre, explica a SALAMANCA AL DÍA el origen de todos los problemas: “Comenzó en septiembre de 2019 al regreso de unas vacaciones familiares. Lo que en un principio parecía un dolor muscular se transformó en una grave enfermedad y los médicos que nos trataron se dieron cuenta de que lo que pasaba no era algo sencillo. Nos dijeron que tenía un tumor maligno por el que María tenía que pasar por quirófano para liberar sus vértebras y no se podía esperar. La cirugía fue complicada, duró unas seis horas y después pasó un par de días en la UCI. Sin tiempo para asimilar que tenía cáncer, que podía tener secuelas por su situación y por la gravedad de la operación, ya teníamos el nombre ‘sarcoma’, pero nos faltaba el apellido ‘Ewing’, que llegó unos días después”, relata su progenitora con un testimonio que pone la piel de gallina.

Ahí comenzó la lucha de la salmantina y sus seres queridos por salir adelante. El proceso no fue fácil y hubo que bregar de lo lindo, ya que María Muñéz argumenta que “por suerte ha ido mejorando poco a poco, con recaídas, pasando por la COVID-19 tres veces con sus correspondientes ingresos y cuarentenas, teniendo en cuenta que se trata de una niña oncológica”. Además, durante su primer tratamiento del sarcoma fueron 16 ciclos de quimioterapia y 30 sesiones de radioterapia por las que tuvo que pasar la joven soñadora. Sin embargo, después de nueve meses de tranquilidad, a María y a su familia les comentaron que “Ewing había saltado al pulmón y que tocaba volver a la pelea de nuevo, pero María, lejos de venirse abajo, sacó su sonrisa y nos dijo que no era empezar, que era seguir con su Liga de partidos y, como buena atlética, siguió con su sonrisa y su día a día”, explica otra luchadora como su mamá.


Ahora, en pleno 2021, las cosas van mejor, puesto que ‘la Princesa Guerrera Futbolera’ está casi terminando el tratamiento de pulmón, a pesar de que “los ciclos de cinco días de quimio de 24 horas seguidos son duros. Ya llevamos tres de ellos con diez sesiones de radioterapia que hemos dejado atrás”, indica su familiar.  Por otro lado, durante todo este tiempo, la niña y los que se encuentran a su alrededor han contado con muchísimas muestras de apoyo desde deportistas profesionales a todo tipo de artistas y gente de a pie. De hecho, María ha conseguido una amplia colección de camisetas y regalos de todas las partes de España de estrellas como Leo Messi, Sergio Ramos, Odriozola, Kevin Gameiro… hasta de equipos de fútbol modesto. Incluso en Capdepera (Mallorca) se fundó un equipo de fútbol sala con el nombre de ‘M4RIA’ y también le han mandado cientos de vídeos de apoyo deportistas de la talla de Rodri Hernández, Rafa Nadal, David Villa, Andrés Iniesta o Jenni Hermoso, al igual que artistas de la talla de Rozalén y Carlos Baute.

En definitiva, María, la ‘Princesa Guerrera Futbolera’ es un auténtico orgullo para todos nosotros y Salamanca, del mismo modo que lo son sus familiares por todo lo que llevan a la espalda y su manera de vivir la vida partido a partido. ¡Qué campeona eres, pequeña!

Fotos: Lydia González