Las Arribes al día

Las Arribes llega la primera a la vacunación de menores de 40 años

Las zonas de salud de Aldeadávila, Lumbrales y Vitigudino aventajan al resto de las de la provincia tras que este martes se haya vacunado a personas nacidas en 1981

Las zonas de salud de Las Arribes, Aldeadávila, Lumbrales y Vitigudino toman ventaja respecto al resto de las áreas sanitarias de la provincia de Salamanca en cuanto a la vacunación covid. Aunque muchos dudaban de que llegara este momento, este martes 15 de junio tenía lugar en el frontón de pelota de Vitigudino la vacunación de menores de 40 años, concretamente de personas nacidas en 1981.

Además de los nacidos ese año, también recibían la vacuna las personas nacidas a partir de 1976, en total 563 personas de edades comprendidas entre los 45 y 40 años residentes en los municipios de las tres zonas básicas de salud en las que se distribuye el partido judicial de Vitigudino.

A lo largo de las distintas jornadas de vacunación masiva en Aldeadávila, Barruecopardo, Lumbrales y Vitigudino demostrada ha quedado la eficacia y el trabajo realizado por los distintos equipos sanitarios, encargados de la vacunación, para agilizar un proceso que recibía una velocidad más a partir de que le llegara el turno a los menores de 60 años y facilitara la concentración de estas vacunaciones masivas en un único punto para las tres zonas de salud. Ahora bien, también hay que decir que lo ganado en rapidez y eficacia queda un tanto ensombrecido por el esfuerzo que han tenido que realizar los vecinos de localidades como La Fregeneda, Hinojosa de Duero, Ahigal de los Aceiteros o Sobradillo, distantes de Vitigudino a una media de 40 kilómetros, aunque también es cierto que no están mucho más alejados que Pereña o Villarino (35 Km.), y cuyos vecinos han tenido que desplazarse, desde el inicio de la vacunación, a Vitigudino teniendo en Villarino centro de guardias como lo tiene Barruecopardo, donde sí se ha vacunado a mayores de 60 años.

Así las cosas, nuevo éxito de vacunación este martes en Vitigudino, jornada que comenzaba un poco antes que lo que venía siendo habitual para evitar las horas centrales y el calor de estos días concentrado en el frontón de pelota. En esta ocasión el equipo sanitario estuvo formado por diez enfermeras y un médico, la mayoría perteneciente a la zona de salud de Vitigudino, aunque con refuerzos llegados desde las áreas de salud de Aldeadávila y Lumbrales.

La experiencia del equipo sanitario y la coordinación en la organización de la cadena, a cargo de los voluntarios de Protección Civil de Vitigudino, se transformaba en agilidad y rapidez en la vacunación, evitando que –excepto en los primeros minutos al inicio de la jornada- hubiera cola a las puertas del frontón.

Constituidas tres líneas de vacunación, se administraba el compuesto de Pfizzer a más de 550 personas, por lo que los vacunados este 15 de junio deberán regresar al frontón de pelota de Vitigudino el 6 de julio para recibir la segunda dosis y completar así la pauta de la vacuna.

La próxima jornada de vacunación se espera para el 22 de junio, jornada en la que deberían recibir la segunda dosis de Pfizer los vacunados el 1 de junio, personas nacidas entre 1966 y 1969, es decir, los que este año cumplen entre 52 y 55 años.  

 

Ver más imágenes: