Las Arribes al día

Los 7.250 habitantes de 59 localidades de las Arribes contarán con el Bono Rural de Transporte Gratuito

El delegado territorial de la Junta en Salamanca, Eloy Ruiz, presentaba en Vitigudino este programa diseñado para las 14 rutas de Transporte a la Demanda que se reparten en la comarca de Vitigudino  

El delegado de la Junta, Eloy Ruiz (i), junto a los alcaldes de municipios beneficiados / CORRAL

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Eloy Ruiz, ha presentado este lunes 14 de junio, en Vitigudino, el Bono Rural de Transporte Gratuito que está implantando progresivamente la Junta de Castilla y León en toda la Comunidad. Este servicio llega a la comarca de Vitigudino con 14 rutas para dar cobertura a 7.250 personas residentes en de 59 localidades, rutas que se corresponden con las actuales del servicio de Transporte a la Demanda.

Como explicó Eloy Ruiz en Vitigudino, a cuya llegada acompañado del jefe territorial de Fomento, Raúl San Segundo, fue recibido por la alcaldesa del municipio, Luisa de Paz, y un nutrido grupo de alcaldes de los municipios beneficiados, para el acceso al bono gratuito, los usuarios únicamente deberán continuar llamando al mismo número gratuito que hasta ahora (900 20 40 20), a través de la web de Transporte a la Demanda o descargando en el móvil la nueva aplicación para este servicio o la tarjeta. La modificación principal es que el coste que hasta ahora suponía acceder desde estas localidades a Vitigudino mediante el transporte a la demanda, a partir de mañana martes será gratuito.

Eloy Ruiz señaló aquí el “compromiso de la Junta de Castilla y León por modernizar la Comunidad y combatir la despoblación, y una forma es mantener las comunicaciones en las zonas rurales”. Tras su implantación la semana pasada en la zona de Fuente de Oñoro con 17 localidades, y a partir de mañana martes en la zona de Vitigudino, posteriormente el Bono gratuito llegará a la comarca de Ledesma. “En la provincia de Salamanca hay 12 zonas de transporte a la demanda y cada mes se irá incorporando una al Bono gratuito”, señaló el delegado de la Junta.

Para ello, la Junta de Castilla y León dota con 600.000 euros más de presupuesto a los 6,2 millones que aporta a las empresas de transporte para que mantengan este servicio en las 123 zonas de transporte que se reparten por la Comunidad -549.352 euros al año en la provincia de Salamanca-, las cuales en un año se prevé tengan el Bono gratuito.  

Asimismo, Eloy Ruiz destacó la importancia de la medida fruto de la colaboración público-privada con las empresas de transporte para mantener la comunicación y la calidad de este servicio en los municipios de Castilla y León, porque de lo contrario “en muchos casos estas líneas podrían desaparecer porque nono hay usuarios suficientes y no sería viable económicamente”. Por último, el delegado de la Junta deseó “que esta medida sirva para lo que se ha diseñado, que es beneficiar y hacer mejor la vida de las personas de las zonas rurales cada día”.

Como anfitriona en este acto, la alcaldesa de Vitigudino tomó la palabra previamente para destacar la importancia de esta medida porque “facilita la atención sanitaria y la actividad económica, además de socializar y contribuir a su independencia”, para concluir con sus deseos de “que sea un éxito”.  

Rutas de Bono gratuito en la comarca de Vitigudino

  • Boada-Vitigudino
  • Cabeza del Caballo-Vitigudino
  • Gansinos-Vitigudino
  • Masueco-Vitigudino
  • Mieza-Vitigudino
  • Peñalvo-Vitigudino
  • Picones-Vitigudino
  • San Cristóbal-Vitigudino
  • Trabanca-Vitigudino
  • Villarino-Vitigudino (dos rutas, una de ellas con servicio escolar)
  • Villasbuenas-Vitigudino
  • Villavieja-Vitigudino
  • Vilvestre-Vitigudino

Castilla y León, referente en movilidad pública

La Junta de Castilla y León ha venido desarrollando un sistema de transporte rural basado en las fórmulas de transporte a la demanda y transporte integrado, que incluye el transporte regular y el escolar, que ha convertido a esta Comunidad en referente en cuanto a movilidad pública.

El Transporte a la Demanda es un sistema de gestión de los servicios de transporte público regular de uso general de viajeros por carretera, mediante el cual su prestación efectiva se hace depender de una solicitud previa del usuario, optimizando los recursos tanto de la Administración como de los operadores de transporte, ya que si no hay reservas el servicio no se presta y en el caso de que se preste solo se haría en las localidades en las que hay reserva, sin obligación de entrar en el resto de las localidades de la ruta.

Tras 17 años de funcionamiento, el transporte a la demanda ha demostrado la utilidad y ventajas de este sistema en un escenario de dispersión de población y baja densidad demográfica, y que ha conseguido que los ciudadanos de las áreas rurales tengan las mismas oportunidades para acceder a los servicios que disfrutan los habitantes de las ciudades.

El Transporte Integrado presta simultáneamente servicios de uso general (dirigidos a satisfacer una demanda general, siendo utilizables por cualquier interesado) y de usos más restringidos (grupos específicos de usuarios - en este caso escolares-) compartiendo un mismo vehículo, de acuerdo con las condiciones establecidas por la Administración.

Se basa en reservar (por la Administración Educativa) determinadas plazas en el transporte público regular de uso general para ser utilizadas exclusivamente por escolares y acompañantes. El resto de las plazas vacantes pueden ser utilizadas por cualquier usuario de transporte público regular de viajeros de uso general. Estas plazas se gestionan conforme al sistema de "transporte a la demanda", que permite al ciudadano hacer llegar sus necesidades de transporte a través de métodos telefónicos gratuitos y telemáticos.

La Ley 9/2018, de 20 de diciembre, de transporte público de viajeros por carretera de Castilla y León, declara como servicio público esencial al transporte público regular de viajeros por carretera de uso general interurbano, así como al transporte rural y metropolitano; y de acuerdo con esto, las Administraciones Públicas han de velar por asegurar la adecuada sostenibilidad económico-financiera de dichos servicios.

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, viene destinando al mantenimiento ordinario del equilibrio económico de los servicios de transporte público regular de uso general de su titularidad con un esfuerzo económico anual superior a los 12,9 millones de euros.

La crisis sanitaria elevó los déficits de explotación hasta superar los 27,5 millones de euros debido a la caída de la demanda cerca de un 70% y que obligó a utilizar fondos extraordinarios de financiación.