Ciudad Rodrigo al día

 

Aprobado por unanimidad el Plan Parcial del Sector 23.1 pero con polémica sobre la idoneidad del Pleno

Ciudadanos considera “una barbaridad” gastar 3.825€ en un Pleno de 24 minutos para tratar un asunto “que se podía debatir la semana que viene”

El Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo aprobó de forma definitiva en la tarde del viernes el Plan Parcial del Sector 23.1, el espacio ubicado a la derecha de la entrada a Miróbriga por la Carretera de Salamanca que se quiere convertir en una zona industrial, apuntando el alcalde Marcos Iglesias que “percibimos la demanda de suelo industrial”, aunque el portavoz de IU-Ciudad Rodrigo en Común, Domingo Benito, apuntó que “sería responsable poner las expectativas en el lugar: suelo industrial hay mucho sin usar en la provincia, incluso cerca de Ciudad Rodrigo”. Focalizándolo en un sitio concreto, el portavoz del PSOE, Juan Tomás Muñoz, recordó que “todavía hay suelo en el Polígono Industrial Las Viñas I sin ocupar”.

En todo caso, la aprobación del Plan Parcial fue por unanimidad: Marcos Iglesias dijo que es “una buena noticia”, Juan Tomás Muñoz señaló que es “un proyecto importante para Ciudad Rodrigo”, Joaquín Pellicer apuntó que es “un proyecto necesario”, mientras que Domingo Benito dijo que es “una apuesta que puede parecer sensata”.

Pese a lo que podría pensarse por esa unanimidad (y al ser el único punto del Orden del Día), esto es el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, y el Pleno Extraordinario no fue ‘breve’, sino que se extendió durante 24 minutos, la mayoría de ellos dedicados a debatir la necesidad de convocar una sesión extraordinaria para aprobar este asunto en vez de esperar a la siguiente Ordinaria. Marcos Iglesias manifestó en su intervención inicial que se hacía así porque el asunto “lo merece”, y porque “no podía esperar”, apuntando que se está “en conversaciones con la Junta para que colabore con el desarrollo, y es por eso que corre toda la prisa”.

En concreto, mencionó que “nos reclaman que haya un proyecto de actuación y queremos tenerlo cuanto antes, por lo que hay que darle toda la agilidad”, aunque ese proyecto de actuación es un paso que todavía no se da ahora, sino que ocurrirá en los próximos meses. Respecto a ese posible apoyo de la Junta, Juan Tomás Muñoz le dijo al alcalde que “si llega al compromiso con la Junta para financiar el Sector 23.1, me gustaría que tuviera más suerte que otras corporaciones con Las Viñas II”, donde hubo una inversión inicial de la Junta para luego abandonarlo. En la misma línea, Domingo Benito recordó que la Junta ha estado durante una década prometiendo el inminente inicio de Las Viñas II, pero nunca ha llegado a comenzar.


Los argumentos del alcalde para hacer el Pleno Extraordinario no convencieron especialmente a Ciudadanos, cuyo portavoz, Joaquín Pellicer, dijo que “no entendemos la justificación del Pleno cuando el martes que viene tocaba hacer uno Ordinario” (aunque esa fecha finalmente no iba a poder ser por compromisos de algunos concejales). Según se desveló en el debate, Marcos Iglesias preguntó a los grupos si adelantaba el Pleno Ordinario a este viernes, y según el alcalde, Joaquín Pellicer fue “el único que no contestó, por lo que la crítica no viene a cuento”.  Al respecto, Pellicer señaló que “le contesté que me era indiferente, y con independencia de lo que yo conteste, es usted quién tiene la potestad para convocarlo”.

En todo caso, el portavoz de Ciudadanos incidió en el asunto considerando “una barbaridad, algo injustificable, sea el Pleno Ordinario el martes, el jueves o la semana siguiente, estarnos gastando en un Pleno Extraordinario 3.825€” -las asignaciones que corresponden por la asistencia al Pleno de los concejales, bastante de los cuales lo siguieron desde sus casas (incluso desde un coche)- cuando “se podría debatir la semana que viene [en el Ordinario, con otros temas], porque ni hay un plazo que haya cumplir, ni se acaba el plazo para solicitar una subvención, ni nada”. Asimismo, Pellicer apuntó que el propio alcalde había dicho en su intervención inicial que era un tema que venía de la primera década del milenio, por lo que por unos días más no pasaba nada.

Como contestación, Marcos Iglesias dijo que “hacemos esto porque la anterior Corporación no hizo los trámites” antes de que entrase en vigor cierto cambio normativo que modificó la catalogación del suelo y obligó a rehacer el proyecto: “si hubiese hecho los deberes, nos habríamos ahorrado mucho dinero”. Junto a Joaquín Pellicer, Domingo Benito también criticó –aunque con menos virulencia- la convocatoria extraordinaria, apuntando que la hubiera visto justificada “si hubiera un trámite urgente, pero el propio alcalde lo ha dicho: ha querido convocar Pleno Extraordinario porque ‘el asunto lo merece’”, concluyendo que “no parece justificada la decisión, pero quién convoca es el alcalde”.