Las Arribes al día

El Ayuntamiento de Pereña se muestra dispuesto a cortar el agua de noche para garantizar el suministro domiciliario

El consumo por persona estimado se ha llegado a duplicar en los últimos días, lo que sobrepasa los 125.000 litros diarios, límite actual debido a las obras de mantenimiento en el túnel procedente de la presa de Almendra

El Ayuntamiento de Pereña trata de garantizar el suministro de agua domiciliario ante las restricciones en el abastecimiento desde la general

Las obras de mantenimiento que se realizan desde mediados de marzo en el túnel que comunica la presa de Almendra y la central de Villarino, y de donde se abastecen los depósitos de agua de Pereña de La Ribera, limitan a 125.000 litros diarios el suministro, una cantidad que debiera ser suficiente para una población de 300 habitantes.

Sin embargo, el uso del agua para otros fines más allá del consumo domiciliario, el que se estima en unos 200 litros por persona, ha superado en los últimos días en Pereña los 125.000 litros, lo que ha provocado que las reservas de agua que había en los depósitos “prácticamente hayan desaparecido”, incluso después de haber reparado cuatro fugas que estaban provocando pérdidas importantes de agua, según informa el alcalde de Pereña, Luis Herrero, en un comunicado.

Ante este hecho y “de persistir la situación”, para “garantizar que los depósitos recuperen un nivel de agua que garantice el suministro diurno, se procederá, cuando sea estrictamente necesario, a cortar el agua en horario nocturno”.   

De igual modo, en tanto que las obras en el túnel se prolongarán hasta mediados de julio y con la llegada del verano se prevé un aumento exponencial de la población en Pereña, “si la situación lo hace necesario”, y como establece la ordenanza municipal reguladora del abastecimiento de agua, el Ayuntamiento podría proceder “de forma excepcional al cierre y precinto de todas las acometidas de agua que no sean estrictamente de consumo domiciliario”, tales como la de huertos, cocheras o naves ganaderas”.

Asimismo, el regidor recuerda a los vecinos en este comunicado, que de acuerdo con la ordenanza sobre abastecimiento de agua, “está prohibido y podrá ser sancionable el lavado de vehículos en la vía pública, así como la instalación de piscinas portátiles”, para lo que se requerirá de una autorización expresa del Ayuntamiento previa solicitud de la persona interesada.

Por último, Luis Herrero asegura que a pesar de esta circunstancia, el Ayuntamiento mantiene la previsión de abrir las piscinas municipales llegado el verano.