Ciudad Rodrigo al día

Celebración íntima de San José Obrero en Ivanrey

Por primera vez se celebró en la calle la ceremonia en honor a San José Obrero, envuelta en un ambiente íntimo, pero con mucha devoción
Ceremonia Religiosa al aire libre en honor a San José Obrero/ Foto: Adrián M.Pastor

La pandemia del coronavirus ha provocado que por segundo año consecutivo el agregado mirobrigense de Ivanrey no pueda este 1 de mayo celebrar la festividad de San José Obrero como le hubiera gustado a sus vecinos.

Este año al menos han podido hacer el panegírico al patrón de los trabajadores con una ceremonia al aire libre, a la que han podido acudir los vecinos que habitualmente viven en esta pedanía.

Por supuesto se ha echado en falta la presencia de familiares y amigos, que por estar en otras Comunidades Autónomas no han podido estar presentes por las restricciones sanitarias.

Otra causa por la que se ha visto mermada la presencia de público, es que las reuniones familiares y comidas con personas no convivientes está totalmente prohibidas, por lo tanto, se ha dejado en la intimidad de los residentes en Ivanrey, la celebración de San José Obrero. Una fiesta íntima, que a por bien ser sería la primera y la última, si la pandemia del Covid-19 quedara controlada.

En cambio, no sería la última “misa de campo” si llegara a cuajar la idea de algunos presentes, el continuar con esta iniciativa en años decisivos, siempre que el tiempo acompañe, pues la pequeña nave de la Iglesia se queda pequeña para acoger a los cientos de personas que acuden a la celebración de San José Obrero cada día del primero de mayo.


Como hemos señalado, la celebración Eucarística se celebró al aire libre, presidida por el párroco de la localidad Vidal Rodríguez  y José Manuel Carballo, presidiendo en un lugar destacado la imagen de San José.

 El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo prestó parte del mobiliario para una mejor comodidad aportando la propia Parroquia lo propio para la eucaristía.

Al panegírico acudieron autoridades del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo del PP y PSOE, quienes quisieron acompañar a los vecinos de Ivanrey.

Tras la conclusión de la celebración religiosa, se pasó directamente al ofertorio, al que tan sólo una inclinación de cabeza tras la ofrenda económica, fue suficiente para honrar al patrón del trabajador.

La procesión y el tradicional convite para todos los vecinos e invitados tendrá que esperar a años venideros.