Ciudad Rodrigo al día

El comercio español y portugués “respira” tras la apertura de la frontera

Comerciantes y hosteleros de ambos lados de la frontera, vieron cómo sus negocios se llenaron de gente después de tres meses de restricción

Dos vehículos, un español y otro francés a punto de cruzar la frontera hacia Portugal

Llegó como “agua de mayo” la apertura de la frontera portuguesa para los habitantes de estas zonas rayanas, tras la orden del gobierno portugués después de permanecer cerrada por la Covid-19, una fuerte medida tomada por el gobierno luso con el fin de proteger a sus ciudadanos.

 

La frontera portuguesa ha quedado libre al paso de personas que quieran viajar al país luso y viceversa, tan solo unos controles rutinarios de la GNR, apoyados por la Guardia Civil española que aportaba una furgoneta escáner de maletas similar a la utilizada en los aeropuertos, eran los únicos requisitos que algunos de los transeúntes que pasaban al país vecino tenían que salvar.

El marcadillo que se instala en Vilarformoso cada primer sábado de mes, quizá fuera una de las tentaciones más ansiadas de los españoles durante la mañana del sábado día 1 de mayo, o bien el poder disfrutar de la gastronomía portuguesa, ya que eran numerosos los vehículos que cruzaban la frontera hacia el país luso.

Las primeras horas del sábado 1 de mayo fueron muy generosas para los cajones de los comercios de ambos países vecinos, pues podían verse largas colas en las gasolineras españolas y en los supermercados limítrofes.

Concretamente, el supermercado Carrefour Market, regentado por Juan Luis Bravo al igual que la gasolinera Galp, podían verse las colas en las cajas y vehículos a la espera de llenar el tanque de combustible.

Según Juan Luís Bravo, en declaraciones a Ciudad Rodrigo al día, “llevábamos tres meses de auténtica desidia, ya no solo era la pérdida económica, sino la anímica.” “Ha sido muy duro ver que los portugueses querían venir a comprar y no le dejaban pasar, e inversamente igual”.

El empresario oñorense ha visto mermadas sus ventas en un 70%   y mantenido un 30% su plantilla habitual, que será apoyada por el resto de trabajadores a partir del próximo lunes.


Esta misma situación es la que se ha vivido con el resto de comerciantes de Fuentes de Oñoro y Vilarformoso. Así lo corrobora Manuel José Gomes, alcalde de Vilarformoso, en declaraciones a este medio de comunicación, manifestando la preocupación que ha tenido por sus vecinos durante este cierre fronterizo. “nosotros necesitamos el público español para las ventas el día a día, comercios y restauración estaban completamente vacías o con muy pocos clientes”. “hoy es un día de mucha alegría al poder recibir público español”, apunta Gomes.

Un buen ejemplo para el comercio portugués ha sido el mercadillo sabatino, que hace unos días, antes de que el primer ministro de Portugal Antonio Costa, anunciara para hoy día 1 de mayo la apertura de la frontera, habían decidido no acudir con sus puestos, cambiando por completo la decisión al saber la noticia, acudiendo más de un centenar de puestos arropados por una gran afluencia de público español.

Cabe recordar que, aunque la frontera con Portugal esté abierta, la entrada y salida de la Comunidad de Castilla y León sigue aún vigente hasta el día 9 de mayo, pero al tratarse de un paso fronterizo, es decir pasar a otro País, el cierre perimetral existente entre comunidades queda un poco en la duda de competencias de autoridad. Por el momento y al menos en el primer día de libertad de circulación en la frontera, la Guardia Civil se limitó a hacer controles rutinarios de frontera, sin pedir explicaciones del destino u origen a los transeúntes y conductores.

  • Manuel José Gomes y Juan Luis Bravo, Alcalde de Vilarformoso y gerente de Carrefour Market respectivamente
Ver más imágenes: