Ciudad Rodrigo al día

En marcha una nueva tanda de retirada de contenedores soterrados del centro histórico mirobrigense

Entre ellos los ubicados a las puertas de la Catedral de Santa María, en la Plazuela de Herrasti o en la calle Velayos

Tras haber sido retirados a principios del mes de marzo los ubicados en la Rúa del Sol y en la Plazuela Cristóbal de Castillejo, estas semanas está en marcha una nueva tanda de retirada de contenedores soterrados del centro histórico de Ciudad Rodrigo, operación que corre a cargo de la empresa adjudicataria del servicio de recogida de basuras, Urbaser, a partir de la petición realizada por la entidad de la que depende, la Mancomunidad Riberas del Águeda, Yeltes y Agadón, y del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo.

Como publicamos el pasado mes de marzo, la retirada de estos contenedores soterrados era una vieja aspiración del Consistorio mirobrigense, debido a las malas condiciones de salubridad y peligrosidad que presentaban. Por ejemplo, era habitual que se acumulase agua en los cubículos donde se asentaban, provocando el desgaste de las carcasas, como explicó a Ciudad Rodrigo Al Día el delegado de Salud Pública y Medio Ambiente del Ayuntamiento y vicepresidente dela Mancomunidad Riberas del Águeda, Ramón Sastre.

La retirada de los 29 contenedores soterrados que había en el centro histórico mirobrigense ya había quedado reflejada en el último contrato firmado en noviembre de 2015 por la Mancomunidad y Urbaser para la prestación del servicio de recogida de basuras. Sin embargo, la opción inicialmente plantada (la instalación de contenedores semisoterrados como sustitutos de los soterrados) fue rechazada por la Comisión Territorial de Patrimonio.

De este modo, durante estos años solo se habían suprimido los que había a las puertas del Palacio Episcopal (antes incluso de la firma del nuevo contrato de la Mancomunidad y Urbaser, ante los graves problemas que presentaban), y los del centro de la calle Madrid (aprovechando las obras de reforma de la vía que hubo en 2018), llegando por fin ahora el momento de ir actuando en el resto.


En concreto, tras haber sido suprimidos a principios de marzo los contenedores soterrados de la Rúa del Sol y de la Plazuela Cristóbal de Castillejo, la Mancomunidad remitió a Urbaser -a partir de las indicaciones del Ayuntamiento, según señala Ramón Sastre- un segundo listado de contenedores a suprimir, que son en los que se está actuando estos días.

En este sentido, sí están diciendo adiós los contenedores soterrados ubicados a las puertas de la Catedral de Santa María, en la Plazuela de Herrasti (entre el Edificio de Sindicatos y la rampa de acceso a la muralla), en la calle Velayos (a las puertas del Casino), en la calle Campo de Carniceros, en el Campo del Pozo (en las inmediaciones de los Juzgados) y en la calle Batería.

Según se reflejaba en la petición de supresión de la Mancomunidad a Urbaser, en todos esos emplazamientos se ubicarán ahora contenedores en superficie. En este sentido, en la galería de imágenes se pueden ver los contenedores que se han colocado a las puertas de la Catedral (un poco más retirados de la fachada, aprovechando una esquina), en la Plazuela de Herrasti, o en la Plazuela Cristóbal de Castillejo. Mientras, como alternativa a los contenedores suprimidos en la Rúa del Sol, se han colocado de superficie en la calle Gigantes, en el lateral del Teatro Nuevo.