Las Arribes al día

El mercadillo de Trabanca acoge una buena afluencia de público en su edición del mes de abril

El cierre de la frontera con Portugal ha impedido que el número de puestos de vendedores portugueses fuera el habitual, también con algo menos de público por la vacunación covid en Vitigudino

Buena afluencia de público y de puestos a pesar de que se mantiene el cierre de la frontera en puntos como Bemposta o Saucelle / SILVESTRE

Como viene sucediendo en las últimas ediciones, el cierre de la frontera con Portugal se ha dejado notar este domingo en una nueva edición del mercadillo portugués de Trabanca, pues se ha podido apreciar un menor número de vendedores portugueses respecto a meses anteriores. Aun así, se ha podido observar una buena afluencia de público, aunque sin aglomeraciones, pues se ha producido una constante ida y venida de personas conforme ha discurrido la mañana.

El descenso de contagios por covid en la provincia se ha traducido en una mayor afluencia de personas que en la edición de febrero, algo en lo que también ha influido la mañana casi primaveral que se ha podido vivir en los municipios del Parque Natural Arribes, con temperaturas un poco bajas a primera hora, pero cuyo ascenso se podía apreciar conforme el paso de las horas y la llegada de las dos de la tarde.

Otra de las circunstancias que ha podido influir en una menor afluencia de público ha sido la llamada a la vacunación covid que tenían un millar de personas de la zona de salud de Vitigudino, área a la que se encuentran adscritos buena parte de los municipios que circundan a la localidad de Trabanca.   

De este modo, en Trabanca no ha faltado este domingo la amplia oferta de productos típicos de estos mercadillos: bacalao salado, embutidos, jamón (presunto), quesos y fruta del tiempo como las naranjas, además de frutos secos como almendras, nueces y avellanas, legumbres y venta de gallinas ponedoras. También los puestos de calzado cobraban especial atención para el público, así como los de ropa de entretiempo, prendas de interior, calcetines y juegos de cama.

Tampoco faltaron los puestos tradicionales de herramientas, marroquinería o de plantas, así como los de pollos asados para llevar, lo que facilita alargar la mañana y llegar a casa con la comida hecha.

La próxima edición del mercadillo portugués de Trabanca tendrá lugar el 2 de mayo.

Ver más imágenes: