Las Arribes al día

Así fue el Descendimiento de Cristo en Lumbrales en 2004

Imágenes dedicadas especialmente al recuerdo de todas aquellas personas que vivieron con intensidad la Pascua y que ya no se encuentran entre nosotros

Ante la cancelación de los actos procesionales de la Semana Santa, como consecuencia de la pandemia, LAS ARRIBES al día recupera estas celebraciones en Lumbrales remontándonos 17 años atrás, lo que facilita una excelente retrospectiva de la Semana Santa vitigudinense. Con la incorporación aquí de fotografías de los actos religiosos más importantes celebrados en 2004 y un vídeo de estos mismos momentos pertenecientes a 2014, se puede observar su evolución, si bien hay que destacar que han permanecido intactos a lo largo de este periodo de tiempo de casi dos décadas.   

Además, sirva esta Semana Santa virtual para recordar uno de los momentos más señalados en el calendario por los vecinos de Lumbrales, a quienes dedicamos estas imágenes, pero muy especialmente a todas aquellas personas que vivieron con intensidad la Semana Santa y que ya no están entre nosotros. A su memoria. 

 

(Descendimiento y procesión 2004)

Cientos de personas acuden al Descendimiento y al Santo Entierro hasta la ermita del Humilladero

Ante centenares de personas, que abarrotaban el fastuoso templo de Nuestra Señora de la Asunción, tuvo lugar durante la tarde del Viernes Santo, el descendimiento de Jesucristo en Lumbrales. Este momento solemne y de arraigada tradición, recibe cada año la visita de un gran número de fervorosos creyentes, impávidos ante tan extraordinario acontecimiento como es la bajada de un Jesús yacente por los brazos de varios vecinos que, como hicieran sus apóstoles, lo muestran a María, su madre, para depositarlo instantes después en el sepulcro de vidrio y madera. A continuación, es sacado en procesión hasta la ermita del Humilladero en compañía del resto de imágenes santas.

El acto procesional, que dio comienzo a las 19,30 horas, estuvo oficiado por el párroco local, Andrés García Sánchez, séquito formado por cientos de vecinos y presidido por distintas autoridades locales con el alcalde, Marcelino Herrero, a la cabeza. El recorrido de la procesión transcurrió por diversas calles hasta su llegada a la ermita.

Ver más imágenes: