A modo de ejemplo, cómo se construye un equipo

           Casi por casualidad, me encontré con una entrevista de Tamagás (Uno de los periodistas que más ayudó al fútbol de cantera en Salamanca) cuando se construía el C.D. Salmantino de Tercera División, en la temporada 1981/82. El entrevistado es la persona que suscribe este escrito. Y, por si pudiera servir a alguien, incluso habiendo transcurrido 40 años, dejo este resumen de líneas maestras utilizadas por entonces:

  • ** Plantilla inicial de 23 jugadores. (18 en categoría Sub-20, incluidos 2 en edad juvenil). Media de edad no superior a los 19 años.
  • ** Los jugadores serían amateurs en lo económico y profesionales en lo deportivo.
  • ** Los entrenamientos serían por la tarde y compatibles con el estudio y el trabajo.
  • ** La única preocupación era la formación de los jugadores para el primer equipo y ayudarles en su trabajo.
  • ** Nos basaríamos en un trabajo de fundamentos, trabajando sin prisas. Es obvio que los resultados habrían de observarse a largo plazo,
  • ** Era primordial tener una estabilidad y que nadie nos metiera prisa en la formación y preparación de jóvenes jugadores.
  • ** Deseaba que los aficionados nos fueran a ver, aunque fuera con transistor escuchando a la UDS, para que los chicos se sientan observados.
  • ** La experiencia, que no tiene este Salmantino, sería una recopilación de errores que se producirían y que con el tiempo se solucionarían.
  • ** Saldrían a todos los partidos con mentalidad ofensiva, tanto dentro como fuera de casa… Es el único fútbol que como entrenador concibo.
  • ** Jugar a la defensiva con estos chicos, lo que para mí sería más cómodo, sería un crimen tratando de buscar un resultado que no conduce a nada.
  • ** Mi trabajo se centraría en educar a estos muchachos, en la concepción del fútbol de ataque, lo considero muy importante en esta etapa de formación.
  • ** Anticipé que nuestro sistema sería siempre 1-4-3-3, no así la táctica, por supuesto, dado que el trabajo de cada jugador variaría de un partido a otro.

Aquel equipo, que en el Club auguraron que se clasificarían los cuartos por abajo, acabó en segundo lugar después del Valladolid Promesas, jugando la primera eliminatoria para el Ascenso a Segunda B contra el Binéfar, perdiéndola finalmente.  

Pero puso unos buenos cimientos de cara al desarrollo de futbolistas que recordamos: Lozano, José Ángel, Diego, Luis, Balta, Roberto, Corral, Herraez, Paternina, Javier Bragado, Esteban, Nico, Pedro, etc.; y los que continuaron posteriormente como Cabrero, Queco, Paquito, Peralta, Chiqui, Fernando, Juan, Salazar, etcétera, que venían de la mano del entrenador de juveniles Cefe.