Ciudad Rodrigo al día

Hallados los primeros restos de los 7 asesinados que la ASMJ buscaba en Castillejo de Martín Viejo

El juez municipal llegó a abrir diligencias en el momento de los asesinatos, quedando recogidos testimonios de familiares

La Asociación Salamanca Memoria y Justicia inició con éxito en la mañana del viernes, de la mano de la Sociedad de Ciencias Aranzadi (y gracias a una subvención de la Junta de Castilla y León), la búsqueda de los restos mortales de hasta 7 personas que fueron asesinadas en Castillejo de Martín Viejo en los primeros meses de la Guerra Civil, y que fueron enterradas en el cementerio del pueblo por orden del juez municipal. Según explican desde la Asociación, este es un caso “peculiar”, porque quedaron evidencias documentales del procedimiento de represión mayoritario en la provincia de Salamanca, los ‘paseos’.

En concreto, lo que ocurrió fue que el juez municipal abrió diligencias judiciales para que se investigasen los asesinatos, y “aunque evidentemente esa investigación no llegó a nada”, quedaron reflejados en un procedimiento judicial los testimonios de los familiares de los asesinados, que indicaban que la autoridad militar se los había llevado detenidos y unos días después aparecieron muertos en un paraje del pueblo.

Según comunicó la Asociación, a media mañana del viernes ya habían aparecido los primeros restos de estas personas asesinadas, tras seguirse para buscarlas los datos que aparecían en las Actas de Defunción que se encuentran en el Registro Civil de Castillejo de Martín Viejo. Se trata por un lado de 4 personas asesinadas el 11 de agosto de 1936 (de las que se tenía certeza de encontrar en la fosa); de dos asesinadas el 24 de agosto, y una el 9 de septiembre, todas ellas en 1936.

Respecto a los asesinados el 11 de agosto se trata de Ángel Cerezo Hernández ‘El Cerezo’, Vicente Díaz Sáez ‘El Jabonero’, Antonio García Herrero y Silvestre López López ‘El Mora’. Todos ellos eran naturales de Ciudad Rodrigo, recogiéndose en las actas que fallecieron en las aguas del río Águeda, “a consecuencia de muerte violenta, al parecer producida por arma de fuego”, hallándose los cuerpos flotando en el agua (los tres primeros en el sitio ‘El Puente’, y el último, al paso del Águeda por Castillejo).


Del asesinato de Silvestre López López se conocen más detalles: fue sacado de Ciudad Rodrigo en la medianoche del 11 de agosto de 1936 por miembros de Falange Española junto a otras dos personas, llevándoles en un automóvil en dirección a Saelices el Chico. Tras unos tres kilómetros de recorrido, se detuvieron y le mandaron bajar, matándole por disparos de fusil.

En las ropas de Silvestre López López, que era soltero (un sobrino suyo fue quién pidió la exhumación a la Asociación Salamanca Memoria y Justicia), no se ha encontrado ningún objeto. En lo que respecta a Ángel Cerezo, se encontró entre sus ropas un librito de papel de fumar marca ‘Bambú’; en las de Vicente Díaz, medio billete de anuncio simulando los del Banco de España; y en las de Antonio García Herrero, dos libritos de papel de fumar marca ‘Bambú’.

Respecto a los asesinados el 24 de agosto, se trata de dos hombres sin identificar por el momento, que murieron por disparos de arma de fuego y cuyos cuerpos aparecieron en el puente del río Águeda. Uno de ellos sería natural de Cilleros según un documento hallado en las ropas que vestía, mientras del otro se sabe que tenía 35 años. La última víctima mortal hallada es ‘El Confitero’, asesinado el 2 de septiembre de 1936 por arma de fuego, apareciendo su cadáver en el sitio llamado Alza Pierna.