‘El Tigre se pasea por la Universidad de Salamanca’, poema de Bilosnić traducido por Željka Lovrenčić

Tomislav Marijan Bilosnic en la Sala de la Palabra del Teatro Liceo (Foto de Jacqueline Alencar)

Uno de los más notables poetas croatas es, sin duda, Tomislav Marijan Bilosnić (Zemunik, 1947), quien estuvo por aquí en septiembre de 2015, presentando en la Sala de la Palabra del Teatro Liceo su poemario ‘El tigre’ (Trilce Ediciones, Salamanca, 2015), con traducciones de Zeljka Lovrencic, pinturas de Miguel Elías y mío. Bilosnic es escritor, poeta, autor de documentales, periodista, pintor y fotógrafo. En la Facultad de Filosofía y Letras de Zadar estudió filología croata e historia del arte. Es autor de más de cien libros de prosa, poesía, críticas, folletos y documentales de viaje. Sus obras, que recibieron varios premios, han sido traducidas a varios idiomas y se han incluido en diferentes panoramas literarios, antologías, léxicos y programas escolares. Fue redactor en periódicos, revistas, bibliotecas y columnas. Ha colaborado en la radio y en la televisión, así como en buen número de periódicos y diarios croatas: Vjesnik (Noticiero), Večernji list (Periódico nocturno), Slobodna Dalmacija (La Dalmacia Libre), Novi list (Periódico Nuevo), Glas Istre (La voz de Istria), Glas Slavonije (La voz de Eslavonia)… Tiene publicados más de mil artículos, reportajes, comentarios, escritos y documentales de viajes. Como artista tiene más de setenta exposiciones individuales en las técnicas de monotipia, óleos, pasteles, dibujos y fotografías. Es miembro de varias asociaciones; entre ellas de la Sociedad de Escritores Croatas.

 

Bilosnić es un amante apasionado de Salamanca. Aquí un poema en seis secciones donde deja constancia de ello.

 

 

Željka Lovrenčić yTomislav Marijan Bilosnić en el Patio de Escuelas Menores de la Usal

 

EL TIGRE PASEA  POR LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

 (a Alfredo Pérez Alencart y Željka Lovrenčić)

 

DEL RÍO TORMES VIENE EL TIGRE

Del río Tormes viene el tigre,

a través del puente romano

él viene con los toros

El Tigre admira la vitalidad y persistencia del toro

El toro trae una nueva fuerza

El Tigre trae a la vida la seguridad del oro fundido

Los defectos del uno ennoblecen al otro

 

Desde el río Tormes llega la juventud;

botellones,

comen tapas y beben vino

Los que habían estudiado aquí.

se llaman los unos a los otros

las voces se extienden por todo el mundo

como las mariposas en mayo

 

El mundo es muchísimo más bello

desde que existe Salamanca;

de ella partieron los tigres al mundo

El tigre gótico

El tigre moro

El tigre del renacimiento

y el barroco;

y en cada uno la palabra española

y en ella sonidos

y colores

toda fuerza

y virtud

La Universidad de Salamanca tiene la energía del tigre

su belleza

e instinto

 

Del río Tormes viene el tigre

viene con los íberos

con la frente en oleaje

que vuelve

al sitio del que viene

 

Del río Tormes viene el tigre

lo siguen ranas

El tigre se disciplina difícilmente

Salamanca desde siempre ha sido siempre

un lugar donde se experimenta  

 

EL TIGRE FRENTE A LA FACHADA DE LA UNIVERSIDAD

En las espirales de la fachada de la Universidad

El Tigre se ve a sí mismo

ve a los niños para los cuales eso es la vida

Honor, tristeza, soledad

Y valentía sin fin [1] 

Sangre de toro

a uno y otro lado de la pared

En el corazón del bosque sobre la fachada

y el mismo Tigre se perdió

El tigre observa todo el día

como se intercambian

los rayos del Sol

y de la Luna,

igual que sus rayas

 

Así comienza el viaje

en el agua

que cae y susurra

como la luz de las estrellas

El camino hacia el centro

es el camino de San Juan de la Cruz

conocedor de los secretos

por los secretos atado

 

Figuras y relieves más densos que el bambú

la selva, el encaje

y la trenza

siglos llenos de recuerdos

tanto como de palabras

El tigre está parado frente al cofre del tesoro

como si mirara el baile de las grullas

parado frente a la pared

de Juan de Talavera

y no tiene salida

 

Soñó como vendría acá

y el sueño continúa

En Salamanca la gente sueña en las sombras

de la lengua que no se olvida

El Tigre en ella se encuentra a sí mismo

en la piedra de oro

en sus entrañas

su ojo cuelga

en el hilo de Ariadna

 

La Tierra ha creado al hombre

la ciencia su belleza

los monarcas católicos y Carlos I.

papa y cardenales

el águila bicéfala

Caín y Abel

todos son inmortales

En las trenzas del Sol

El tigre toma la forma de cada uno de ellos

Alencart, Lovrenčić y Bilosnić en el Colegio Fonseca de la Universidad de Salamanca (foto de Jacqueline Alencar)

 

EL TIGRE BUSCA A LA RANA  EN LA FACHADA DE LA UNIVERSIDAD

Los pensamientos crucifican al Tigre que sueña

ochocientos años

él busca el camino

de la criatura del agua que resucita

 

En los ojos de los santos llueve

El tigre mira la ciudad lejana

y en el laberinto

a la rana sobre la calavera

Salamanca está llena de umbrales

y curvas

la rana tamborea

los truenos apelan al amor

que dispersa los demonios

al mismo momento

El tigre es la ciudad

y la rana

y todo lo que ya es

se transforma en codorniz 

 

El TIGRE EN EL HUERTO  DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

Como el claustro en el monasterio

el jardín es medida celestial

y en él – olores

y las corrientes del tiempo

Hermana mía, este huerto está cerrado

igual que aquel en el Cantar de los cantares

 

Adán se enterró en la tierra

Eva subió a la pared

El tigre se inclina al árbol

y a las plantas

al color verde

que el Sol también quiere

Los profesores leen la Sagrada Escritura

y todo lo derivan

de su principio

 

En el espejo del huerto

los arcos de estilo plateresco y las hojas de la hierba

la lengua española

tierna como una flor de narciso

como la piel del niño

con ojos del nenúfar azul

 

Son dorados los árboles grabados en la piedra,

de oro son los tigres  

de los que brotan los rayos del Sol;

San Juan de la Cruz aquí dirá:

Y Dios es el huerto

y nosotros nos sentimos a gusto

en él

Tomislav Marijan Bilosnic (foto de José Amador Martín)

 

LOS TIGRES CÉLEBRES DE SALAMANCA

En Salamanca compiten aquellos

que respetan la regla de la lucha individual

igual que el tigre

sin rabia

y sin exceso

aquellos que empiezan de nuevo

y cuando todo fracasa

 

El tigre es el constructor de los mundos

fundador de la Ciudad

fundador del reino

El tigre es el precursor de nuevas experiencias

 

Todos los tigres escribían con oro

con el Sol

en la piedra

en el árbol

y la nube

El tigre San Juan de la Cruz

El tigre Hernán Cortés

El tigre Miguel de Cervantes

El tigre Calderón

El tigre Lope de Vega

y Miguel de Unamuno,

con la cabeza hundida en las estrellas frías

 

El tigre aquí encuentra

a aquellos que antes de los demás

se han vencido a sí mismos

en la tarde buscando

la armonía de siete sentidos[2] 

 

EL TIGRE EN EL GRAN FRESCO  “EL CIELO DE SALAMANCA”

Del Patio de Escuelas Menores

El tigre entra a la Universidad

Él sigue su instinto

sigue su capacidad innata de juicio

y entre ellos

encuentra el camino abierto

 

Esta es la casa del Universo

en su biblioteca los sueños del tiempo

los cuentos sobre la creación del mundo

astronomía

aquello que los mortales no logran

la navegación se iguala a la transcendencia

con la entrada del cielo a la tierra

Víctor Victoria 

la letra

V

escrita con la sangre del toro

medicina

historia de la existencia de las estrellas

 

Cuando hablan del toro  

yo creo que había sido tigre

sangre helada como la blancura

El día del equinoccio

Fra Luis de León

en el horizonte

ve al Tigre

En la colección de manuscritos e incunables

se guarda un libro sobre él

El misterio del círculo está en la gran pintura

El cielo de Salamanca 

En el mismo punto del cielo

El tigre busca su totalidad integral  

su tigresa en Salamanca

para empezar aquí una nueva vida

 

Traducción del croata: Željka Lovrenčić      

Alencart, Bilosnić y Lovrenčić, en la Sala de la Palabra del Liceo (foto de Jacqueline Alencar)

 

[1] Jorge Luis Borges: “Al coronel Francisco Borges (1833-1874)”, Los poemas y otras investigaciones, Zagreb: Biblioteca, 1976. Pág. 37 (N. del. A.).

[2]  Equilibrio entre la alegría, dolor, cólera, preocupación, tristeza, melancolía y miedo (N. del A.)